PASAJES DE BUENOS AIRES

Hoy: Mataderos (segunda parte).

Una geografía muy particular generan los pasajes Lasala y Benielli. Ambos son paralelos, consecutivos y llamativamente cortos, pues miden 50 metros en forma aproximada. Pero además, son dos de los laterales que delimitan a la pequeña plazoleta Luis J. de Tejada, cuyos otras dos laterales son Cosquín y otro pasaje, Luis Aguirre. Este, en forma contraria a lo que sucede con Benielli y Lasala, si bien tiene una longitud de una cuadra, posee bastante más que los 100 metros tradicionales, llegando a medir casi 180 metros.

En la plaza 1º de Mayo hay una pequeña calle a la cual podría considerarse un pasaje. Sin embargo, no lo es. ¿De cuál se trata? De Monte, una arteria que entre Basualdo y Caroya, cuenta con este pasaje paralelo muy cercano a su traza. Pero el hecho de no cambiar de nomenclatura –es decir que se sigue llamando Monte- lo inhabilita para ser clasificado como tal.

A la inversa de Monte, a Chascomús también le aparece una angosta callecita paralela, entre Pola y Fonrouge. La diferencia, reside en que si bien se llamó Chascomús hasta 1996, una ordenanza municipal modificó su nomenclatura, pasando a denominarse De la Misericordia. Pero aquí no termina lo que destaca a este estrecho pasaje de Mataderos, el cual debido a un leve desnivel, en un punto de su recorrido tiene una rampa y una escalera. Además, y esto quizás sea lo más importante, es su condición de peatonal. Por último, cabe señalar que en 2006, lo declararon Sitio de Interés Cultural y Turístico y Patrimonio Cultural de Mataderos por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires. Al año siguiente, el Gobierno de la Ciudad impulsó su remodelación, en función de la cual se pintaron murales y se efectuaron mejoras a lo largo de su única cuadra.

De acuerdo a su numeración, Fragata Hércules tendría una cuadra y media, ya que va desde el 1501 hasta el 1650. No obstante, tiene mucho más que eso, pues cruza dos calles y llega a totalizar más de 300 metros. Entonces, ¿se lo puede considerar un pasaje? Desde esta perspectiva y en la práctica, quizás no lo sea, pero como la mencionada numeración lo hace aparecer como tal, ha sido incluido en este listado. En relación a Fragata Hércules, resulta por demás curioso su epílogo, junto a la Plazoleta Rómulo Zabala. En uno de sus vértices, la calle hace esquina con Ercilla, pero ni una ni otra traza continúan después de encontrarse en este punto de Mataderos.

Estonia es otra calle extraordinariamente larga: mide unos 210 metros. Pero a diferencia de otras calles cuya disposición pueden llegar a crear opiniones diversas, en este caso, no caben dudas de que se trata de un pasaje, dado que sus extremos están bien definidos por dos arterias paralelas y consecutivas, Bragado y la Avenida Juan Bautista Alberdi, que poseen una inusual distancia entre sus trazados. Como para aumentar todavía más su extensión, Estonia corre de manera diagonal, comenzando cerca de la esquina de Alberdi y Montiel, y terminando próxima a la intersección de Bragado y José León Suárez.

Una situación similar protagoniza Finlandia, aunque por escasos metros no llega a los 200. En este caso, se inicia en la Avenida Emilio Castro, culminando en Ulrico Schmidl.

Foto: el pasaje De la Misericordia (pablobedrossian.com).

Leave a Reply