VIDA DE CLUB, BUENA VIDA

El programa Buena Vida, que emite el Canal de la Ciudad, le dedicó su media hora semanal a los clubes de barrio. Daniel Molina -su conductor- recorrió las instalaciones del club Gimnasio Chacabuco, en Miró 750, y la histórica sede de Ferro, ubicada en Federico García Lorca y Avellaneda. Además, se realizaron notas en la Asociación de Fomento Parque Chas, institución de la cual surgió Javier Saviola, quien también estuvo presente en el programa.

En la primera parte, fue el turno de Gimnasio Chacabuco. Allí el conductor entrevistó al protesorero de la Comisión Directiva, a la profesora de patín y a una de sus alumnas. Tanto en las imágenes como en las notas, se resaltó la esencia familiar de los clubes de barrio. Los padres del baby fútbol también fueron abordados por las cámaras. «Esto es como si fuera el patio de mi casa, uno se queda tranquilo, sabe que lo van a cuidar», fueron algunas de las opiniones de los papás.

chac

chac1

chac2

En la siguiente parada hizo su aparición el mítico Parque Chas. Frente a la cámara, dijo unas  palabras el técnico de baby Fabián Salinas, algunos pichones de cracks dejaron sus impresiones (se les preguntó cuál es su sueño; la mayoría dijo «llegar a primera» y los más osados se atrevieron a responder «jugar un Mundial», en paralelo a aquella legendaria frase del Maradona niño) y como corolario, ingresó Javier Saviola. El ex River Plate comentó brevemente su sentimiento por el club y brindó detalles de su aporte en momentos en que la situación era complicada. «La cancha era muy chica, no servía para jugar de local. Con mi viejo siempre tuvimos ganas de que el club tuviera un mejor espacio y hace algunos años pudimos cumplirlo», dijo Saviola. Gracias a su colaboración, Parque Chas logró realizar grandes remodelaciones y hoy continúa disfrutando del nuevo gimnasio.

chas3

chas

chas1

chas2

Por último, Molina recorrió Ferro Carril Oeste, que si bien es más grande que la clásica entidad vecinal, sigue conservando la vieja esencia barrial. Se mostraron imágenes del flamante microestadio, desde donde habló el protesorero Marcelo Tortorelli, quien recordó a su padre y salió en cámara con sus hijos, todos fanáticos verdolagas. Además fueron reporteados chicos del básquet (cuyo sueño, en este caso, era «jugar en la NBA») y sus papás.

fco3

fco2

fco

fco1

Para ver la nota completa, click aquí:

 

Leave a Reply