UN PUNTO EN LA CIUDAD

Hoy: el «otro» Pampa y la Vía.

Un sitio. Una calle. Una plaza. Un punto de Buenos Aires. Igual a tantos. Pero a su vez, distinto a todos. La gente lo transita, pero no lo recorre. Las personas lo atraviesan con la mirada, pero no lo ven. En esta sección, lo describimos.

index6

Kilómetros de tinta se han escrito, seguramente, de “Pampa y la Vía”, explicando y recordando aquella historia del aficionado a las carreras de caballos que habiendo perdido todo su dinero en el hipódromo, se quedó en Pampa y la vía sin dinero, siquiera, para pagar un transporte que lo acercara a su hogar.

La historia tiene como referencia la calle La Pampa y el ramal del Ferrocarril Mitre próximo a las Avenidas del Libertador y Luis María Campos, el que une las estaciones de Retiro y Tigre.

Sin embargo, hay otro “Pampa y La Vía”, menos conocido y mucho más anónimo, mediáticamente hablando. La calle es la misma y también el ferrocarril es el Mitre. Pero este punto de la ciudad de Buenos Aires, se encuentra a unas veinticinco cuadras de distancia de aquel. Está cerca de la estación Belgrano R en lugar de la estación Belgrano C, y el ramal es el que une a Retiro, con las estaciones José León Suárez y Bartolomé Mitre. El sitio, de calzada empedrada, es por demás tranquilo, dado que sólo está permitido el paso peatonal a nivel. En alguna época, hace unos treinta años o tal vez más, el cruce tuvo barreras y los conductores podían continuar su travesía hasta Conesa y Crámer. Pero eso duró muy poco.

index8

En la zona abundan los colegios primarios y secundarios, públicos y privados. Por eso, durante los días laborables es común ver chicos cruzando de manera constante para uno y otro lado de las vías. En cuanto a lo comercial, hacia la calle Zapiola, hay una verdulería, un kiosco y una peluquería. De lado opuesto, hacia Conesa, el movimiento se limita a una librería, un restaurante y una parada de diarios llamada, precisamente, “Pampa y la Vía”. Pese a la presencia de estos negocios, el comercio no es el fuerte de una zona, que en cambio, está dominada por una gran cantidad de altas edificaciones y, algo más lejos, imponentes residencias y embajadas.

index5

Una de las innovaciones introducidas hace un tiempo, es un alambrado que impide que se crucen las vías por la calzada. Antes de que lo instalaran, era frecuente que la gente poco tuviera en cuenta las pasarelas ubicadas a la altura de las veredas. Un plan de remodelaciones efectuado unos años atrás para unas cuantas estaciones de trenes de la Ciudad, también tuvo a Belgrano R entre sus señaladas. Cuando ésta fue refaccionada, se colocó el alambrado que, en cierto modo, alteró la monotonía de un punto de Buenos Aires, que escasas modificaciones ha tenido a pesar del paso del tiempo.

Leave a Reply