Hoy: Córdoba y Callao.

Un sitio. Una calle. Una plaza. Un punto de Buenos Aires. Igual a tantos. Pero a su vez, distinto a todos. La gente lo transita, pero no lo recorre. Las personas lo atraviesan con la mirada, pero no lo ven. En esta sección, lo describimos.

20171228_200727

Faltaban tres días para el cierre de 2017. Era comprensible, por lo tanto, que en una de las esquinas más transitadas de Buenos Aires haya mermado el ritmo cotidiano. Hay menos estudiantes porque las clases en colegios y facultades han finalizado, menos gente vinculada al mundo judicial porque ya comenzó la feria… Sin embargo, ciertas tradiciones no cambian. Que la parada del colectivo 132 en dirección a Plaza Once tenga una cola de 20 metros es una de esas cosas que a este punto de la ciudad lo hacen inigualable, tanto como que semejante caudal de pasajeros encuentre pronta asistencia, dada la impresionante frecuencia de la línea roja, azul y blanca.

20171228_200612

-En la esquina sentido sureste una estatua que homeajea a Cornelio Saavedra aparece encerrada dentro de una plazoleta mínima con rejas. En realidad, es un conjunto de tres plazoletas separadas una de la otra, distribuidas en el medio de la acera de Córdoba entre Callao y Rodríguez Peña. A éste espacio verde dividido en tres (e incluso a otro más pequeño entre Rodríguez Peña y el pasaje Del Carmen), se lo denomina Regimiento 1º de Infanteria “Patricios”, cuerpo del cual Saavedra fue comandante.
-A un par de metros del monumento, también dentro del espacio enrejado, una placa de bronce rememora el ensanche de Córdoba entre Leandro N. Alem y Callao. La culminación de la obra, tal como lo describe la placa, se produjo en 1945, bajo la presidencia de Edelmiro Farrell.

20171228_200516
-Recostados sobre las rejas, los integrantes de una familia compuesta por padre, madre e hijo, solicitan una colaboración de los peatones. Llevan muchas bolsas y al parecer, un largo camino por recorrer por delante. Apoyada sobre la reja de la plazoleta de al lado (la que tiene una fuente) una mujer, también cargada con bolsas, toma cerveza en lata. Pronto, levanta sus pertenenencias y se va…

-En esa vereda, a mitad de cuadra, se halla el Mercado San Nicolás, un símbolo de otros tiempos aggiornado al momento actual. Conserva sus dos entradas por Córdoba y ya no tiene acceso por Viamonte, pero muchos vecinos siguen eligiéndolo, pese a la disminución de tamaño y de locales.

20171228_200810

-A pocos metros, un par de bancos “tipo plaza” invitan a hacer un alto en el camino. Como en otros puntos de la Capital, son esos que merced a su novedoso diseño aparentan ser confortables y mullidos, aunque en realidad su dureza dificulta sentarse allí más de un minuto.

20171228_200824

-Sobre Córdoba, del lado de enfrente, están las paradas de los colectivos y entre otras cosas, una curiosidad: dos negocios de comidas rápidas separadas apenas por dos propiedades en el medio. Mc Donalds está hacia Callao; Burger King, hacia Rodríguez Peña. Lo que los separa, en ambos casos, son establecimientos educativos: el colegio de gastronomía del Gato Dumas y un edificio compartido por Universitas y el secundario Inmaculada Concepción de María.

20171228_200653

-A escasos metros de Callao, se esconde una galería que da la impresión de haber atravesado épocas de mayor prosperidad. En su interior, unos pocos locales apuntan a un público estudiantil. A esta altura del año y del día (siete de la tarde, aproximadamente), no se ve absolutamente a nadie circulando por el ancho pasillo. El local que da a la calle -junto a Mc Donalds- sí tiene más visitas. Claro, es un kiosco… Y de las filas que se forman con el objetivo de esperar el colectivo, son varios los que se desprenden para abastecerse de comestibles y bebidas.

20171228_200412

-En el piso superior de la galería, promocionado por una enorme marquesina roja y con ventanales espejados, el gimnasio King Dojo nuclea a adeptos al boxeo y diversas artes marciales.

20171228_200450

-Tomando como punto de referencia a la galería, pero para el lado contrario, justo en la ochava, otro sitio educativo: la Universidad de El Salvador, que en este caso, tiene la persiana baja y nada que haga suponer que habrá allí actividad alguna hasta 2018.  A unos metros, la gente apura  el paso para meterse en la boca del Subte D. Así como al observar las paradas de los colectivos, la sensación es que nadie quiere quedarse dando vueltas por la zona más tiempo del estríctamente necesario.

20171228_201101

-Y otro hecho para no dejar de mencionar es que de las cuatro esquinas, tres pertenecen a barrios distintos. De la mano derecha ambas son de Recoleta. Las de la mano izquierda, en cambio, se las reparten entre San Nicolás y Balvanera.

Leave a Reply