Su fisonomía lo convierte, sin dudas, en uno de los barrios no oficiales más curiosos de Buenos Aires. Recostado en una zona de Floresta que limita con Vélez Sársfield, el Segurola se destaca porque sus manzanas están seccionadas en cuatro partes iguales. Una manzana del ejido  tradicional porteño -cien metros de cada lado-, en este
Leer más