PASAJE MONSEÑOR ZAZPE

La numeración de este pasaje está comprendida entre el 3101 y el 3200, dato que indicaría que su medida es de cien metros, o una cifra aproximada. Bastará, sin embargo, realizar un breve paseo desde su inicio hasta su culminación, para comprender que la extensión de Monseñor Zazpe es significativamente menor. Esta mínima arteria de Palermo, nacida en Cabello al 3500 (entre Salguero y Scalabrini Ortiz) no tiene un final convencional, es decir, en otra calle. Dicha cualidad la distingue de la mayoría de los pasajes de Buenos Aires y la une a una minoría: las que terminan en cul de sac, expresión del idioma francés que significa callejón sin salida.

index

En relación a Monseñor Zazpe, su punto final está demarcado por la presencia de dos propiedades: un garaje y una galería. El garaje ocupa la mitad de la línea final del pasaje, espacio que es compartido con la parte trasera del paseo comercial de nombre El Lazo –así se llamaba este pasaje hasta 2012-, que tiene entrada principal por Salguero. Junto al garaje hay otro estacionamiento para autos, pero que en este caso, no está techado.

La calle es empedrada y muy arbolada. No se observan casas bajas. La excepción podría ser una vivienda de tres plantas y fachada de ladrillo a la vista, ubicada al lado del estacionamiento a cielo abierto. Siempre sobre mano izquierda, tomando como referencia a su comienzo en Cabello, el resto del paisaje se compone de grandes edificios y una acotada manifestación comercial, compuesta por un bazar de iluminadas vidrieras.

index12

En la mano de enfrente, una enigmática galería armada sobre la vereda, ofrece la sensación de que alguna vez, su estructura haya sido parte de un lujoso restaurante. Pero ya no se ven sillas ni mesas bajo la sombra que proyecta, y el local contiguo al que habría pertenecido la galería, está desocupado y con signos de llevar un largo tiempo de abandono.

index13

 

En la esquina con Cabello hay un puesto de diarios y otro de flores. A unos metros, una contradictoria imagen podría llamar la atención de algún agudo observador: dos negros faroles terminados en punta, y sostenidos por un poste del mismo color, aluden al alumbrado de Buenos Aires de antaño. Junto a la histórica pieza, tres monopatines eléctricos, propios de estos tiempos modernos, parecen aguardar que alguien se detenga, y luego de activarlos mediante una aplicación para teléfono celular, se los lleve a dar vueltas por la Ciudad.

index2

Muy reconocido por su defensa de los derechos humanos en épocas de la dictadura militar, Vicente Faustino Zazpe (1920-1984) fue el conductor de la arquidiócesis de la ciudad de Santa Fe de la Veracruz entre 1969 y el día de su fallecimiento.

Leave a Reply