INSEGURIDAD: AUTOS ESTACIONADOS, UN BLANCO PREDILECTO

Cuando no es directamente el robo del auto, los propietarios de los vehículos deben sufrir en forma cotidiana rotura de vidrios y sustracción de pertenencias que se encuentran en su interior. En referencia específica al ámbito porteño, lamentablemente,  esto es cosa de todos los días. Les puede tocar a los que se encuentran circulando por las calles. Por lo general, estos robos se producen cuando delicuencuentes a borde de una moto, se bajan de ellas y cometen el ilícito en cuestión de segundos. Y lo que también se ve con muchísima frecuencia, es el acto delictivo sin los ocupantes a bordo y con los coches estacionados junto al cordón de la vereda como blanco predilecto. Adentro de los vehículos, los maleantes suelen llegar ya sea rompiendo vidrios o abriendo puertas con distintas herramientas.

Si sucede que la víctima es una persona conocida en los medios de comunicación, el hecho toma mayor notoriedad que la común. Hace algunos días, por ejemplo, esto le sucedió a Gabriel Schultz. Al conductor de radio e integrante de la mesa de Polémica en el Bar, le sustrajeron pertenencias del interior de su automóvil, cuando lo había dejado estacionado sobre la Álvarez Thomas. Y no fue una sola vez si no dos, en el transcurso de apenas un par de días. Primero fue al 700 y luego al 600 de dicha avenida, que a esa altura oficia de límite Colegiales y Chacarita. A través de su cuenta de Instagram, Schultz mostró fotos de su ventanilla rota y comentó que le sacaron la pantalla multimedia y objetos personales, como ser indumentaria y hasta un termo y un mate. Luego, más de un medio periodístico, levantó la información.

Claro, mientras este hecho luctuoso al menos tuvo cierta difusión, numerosos damnificados anónimos ni siquiera pueden divulgarlo a través de la prensa.

Los que cayeron

En el contexto de la enorme cantidad de casos con estas características, algunos ladrones, no obstante, caen en manos de la Ley. En relación a ello, por ejemplo, la policía porteña emitió días atrás, un comunicado donde se informó acerca de la captura de un ladrón abocado a esta modalidad.

A continuación, lo reproducimos:

La Policía de la Ciudad detuvo en el barrio de Balvanera a un delincuente de nacionalidad colombiana, y de 26 años, que había violentado un automóvil para robar objetos de valor de su interior. Personal de la División Investigaciones Comunales 3 recorría la zona del Abasto y observó en la calle Anchorena al 400 a un sujeto que estaba violentando un automóvil Peugeot 408, por lo que se montó un operativo para detenerlo.

Al reducirlo, el hombre fue requisado en presencia de testigos y le encontraron un destornillador metálico de punta plana con mango naranja, con el que intentaba abrir el rodado para sustraer elementos de valor. Se consultó con el Juzgado Nacional, Criminal y Correccional Número 14, a cargo del doctor Carlos Bruniard, Secretaría 143 del doctor Alberto Gegunded, y la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional 42, del doctor Carlos Velarde, Secretaría Única de la doctora Fabiani, y se dispuso la detención y traslado del detenido a la dependencia de seguridad, además del secuestro del elemento hallado. En cuanto al sujeto, se comprobó en los sistemas de identificación que cuenta con antecedentes por haber cometido otros robos.

Con diferencia de unos pocos días, también cayó un grupo de extranjeros –chilenos, en este caso- en la zona céntrica de la Ciudad. La misma fuente, en otro comunicado, señaló:

La Policía de la Ciudad detuvo en el Centro porteño a cinco hombres de nacionalidad chilena que circulaban en un automóvil con pedido de secuestro por robo, un inhibidor de señal, herramientas para cometer ilícitos y marihuana. Personal del Grupo de Acción Motorizada (GAM) visualizó en una actitud sospechosa a un automóvil Chevrolet Cruze negro tripulado por cinco hombres que al cruzarse con los oficiales intentaron darse a la fuga.

Esa maniobra generó la reacción de los efectivos, que los interceptaron en el cruce de las calles Pellegrini y Lavalle. En presencia de testigos, fue verificado el vehículo y se comprobó que el número de dominio no coincidía con los dígitos del chasis y motor. Además, por medio de los sistemas de identificación, se comprobó que la patente que le corresponde cuenta con pedido de secuestro vigente por robo en el partido de La Matanza.

Luego, los oficiales hallaron un inhibidor de señal, utilizado comúnmente para bloquear alamas y abrir vehículos, una barreta, un destornillador plano, un alicate, dos guantes, 48.750 pesos, 361 dólares, 100.000 pesos chilenos, cuatro cadenas doradas, seis aros dorados y dos plateados, un reloj pulsera y 1,09 gramos de marihuana.

Todos estos elementos quedaron secuestrados para corroborar si fueron robados por esta banda delictiva. Al consultar con la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Número 4, a cargo del doctor Ariel Lijo, Secretaría 8 del doctor Canero, se avaló el accionar policial y se dispuso trasladar a los detenidos con actuaciones por «Encubrimiento y Falsificación de documento público».

Foto: el operativo en el que varios maleantes fueron capturados en la zona céntrica (Policía de la Ciudad de Buenos Aires).

Leave a Reply