Generaciones unidas por un sentimiento

20171012_192358
De izquierda a derecha: Horacio Elías (vicepresidente), Patricio Berthier (vocal) y Cristian Notrica (presidente). Dialogamos con la dirigencia de Círculo Devoto, la señera entidad de la calle Pedro Morán.

20171012_193329

En el corazón del barrio, un grupo de amigos que prácticamente se conocen desde la infancia, llevan adelante desde hace varias décadas los destinos del Círculo de Devoto. Y además de ser compañeros de Comisión Directiva, comparten la pasión por un deporte en especial: el squash.
Uno de esos hombres es el presidente, Cristian Notrica. Otro, es el vice, Horacio Elías. “A mí me trajo mi familia a los 5 años. Acabo de cumplir 50 como socio.  Esto era un club muy social, con un poco de deporte. A través del tiempo todo cambió. Nosotros veníamos los fines de semana y todo el verano, aprovechando que había una pileta muy grande. Teníamos un grupo de amigos, a varios de los cuales sigo viendo. Hace 30 años que soy miembro de la Comisión y llevo uno como presidente”, cuenta Notrica.

20171012_193235
“Yo tengo 67 años y soy socio desde hace 65 años. En aquella época me pusieron un sobrenombre bastante particular: me decían Curita. Es que mi padre me traía con un sobretodito largo hasta el piso y alguien dijo: ‘¡Uy, miren, parece un curita!’ El hombre que me puso el apodo, es abuelo de una compañera de la Comisión Directiva. Y todavía me siguen llamando así. Acá todos formamos una gran familia”, se enorgullece Elías.

“SOMOS TRES GENERACIONES”

A continuación, llegan las respuestas del presidente ante nuestra requisitoria:
-¿Qué recordás de aquellos primeros tiempos?
-Había una cancha de paleta y dos de tenis, que casi siempre estaba ocupadas por los mayores. Pero para nosotros lo más extraordinario era la pileta. Esperábamos el verano para venir porque era algo fabuloso.
-¿Sos del barrio?
-Siempre viví cerca del club. Fui al colegio en Devoto y después, hasta a mi mujer la traje a vivir acá.
-¿Los 50 años fueron interrumpidos?
-Así es. A este club lo quiero como a mi casa. Sufrí mucho porque durante nuestra historia, padecimos varios problemas económicos. Pero seguimos estando. Acá vinieron mis hermanos, mi mamá y mis hijos. María Lucila, Santiago y Gonzalo. Somos tres generaciones. Hay muy pocas familias así, nosotros somos una de ellas.
-¿Qué deportes practicabas?
-Hasta 1985 íbamos a jugar al squash a un lugar en Liniers y terminamos haciendo una cancha acá. Somos un grupo muy fuerte. Ya pasaron 32 años y seguimos siendo los mismos. En la década del 90, además, se modificó parte de la sede y donde había un solarium, se hizo una cancha de fútbol. Ahí jugamos también. Pero lo que más juego -tres veces por semana- es squash.

aucx1l
-¿Cómo llegaste a la presidencia?
-La Comisión siempre estuvo formada por un grupo de amigos. Fuimos intercambiando las funciones. Casi siempre, fui tesorero. Hasta que un íntimo amigo como Diego Losada, luego de haber estado cuatro años como presidente, me pidió que lo reemplazara. Él quedó en la Comisión y yo asumí en su lugar. En una de las primeras medidas hice entrar a tres mujeres, algo muy raro hasta ese momento. Una secretaria, y dos vocales.
-¿Cómo están institucionalmente?
-En un proceso en el que cuesta mucho mantener una estructura que posee costos muy altos. Sentimos mucho los aumentos de tarifas. De golpe pasamos a pagar de 8 mil pesos de luz, a 36 mil. Un dineral. Y no pudimos subir la cuota lo que debería haber subido. Tenemos la suerte de que arriba de la sede hay una antena de una empresa de celulares. Eso genera un ingreso y hace más llevadero lo económico. A menudo estamos encarando nuevas obras.
-¿Por ejemplo?
-Un gimnasio, un salón con aire acondicionado y calefacción, dos canchas de tenis, quincho… Todo muy bien mantenido. Eso nos da cierta tranquilidad. Más allá de sufrir los mismos avatares del país, considero que el club está equilibrado.
-¿Cuántos socios hay y qué actividades tienen?
-Los socios son 400, 100 de ellos vitalicios que no pagan. El resto, son arancelados. Las actividades son pilates, indoor, zumba, natación, tenis, fútbol, handball, taekwondo, escuela de bridge, escuela de teatro y taller de la memoria. Estamos federados en fútbol de FEFI, handball y taekwondo.
-¿Cómo andan de papeles?
-Con algunos problemas de habilitaciones. Nos están pidiendo planos de incendio, de evacuación… Son muy costosos y se nos hace engorroso hacerles frente. Pero bueno, a partir de Cromagnon, cambió todo. Lo que antes no pedían, hoy lo están exigiendo. Es para bien, aunque a veces, hay ciertos tiempos y costos que se nos hacen imposible solventar. Por otra parte, hemos recibido subsidios de la Subsecretaría de Deportes, al igual que la devolución de un porcentaje de las tarifas, a nivel Nación y Ciudad. Eso viene atrasado, pero en regla, estamos. El problema es que con esto de los planos, nos vemos en una dificultad muy grande.

11265235_817215848333712_2508401064884245504_n

“UNA EXCELENTE ADMINISTRACIÓN”

“Vení, sentate, Cura…”, invita el presidente al vice, mencionado cariñosamente el histórico apodo de su coequiper.  Elías toma la posta y comenta:
“Acá éramos nadadores y tenistas, ante de jugar squash. Este club tiene el orgullo de ser socio fundador de la Asociación Argentina de Tenis. La sede ocupaba toda la manzana y había ocho canchas de tenis. Pero el predio no nos pertencía y cuando hubo que comprar nos quedamos sólo con la mitad del predio y dos canchas, cuando para jugar interclubes se necesitan tres”.
“Antes esto era una casilla de madera. En el 62 un incendio la destruyó totalmente. Por las costumbres de los ingleses, muchos clubes nacieron junto a las vías del tren y los ferroviarios jugaban al tenis”.

20294424_1387734167948541_571694198348915961_n
“Para comprar la propiedad hubo que hacer una vaquita entre los socios. Fue en la década del 50. Nuestros padres hicieron enormes esfuerzos, aportaban cuotas especiales para poder juntar la plata”.
“En 1994 ocurrió el segundo gran incendio. Laburamos como locos para reconstruir el club. Gracias a Dios, estaba bien asegurado y logramos hacerlo, sino hubiera sido un golpe mortal para una institución chica como ésta”.
“Modestia aparte, siempre nos caracterizamos por una excelente administración. A pesar de todas la crisis salimos adelante, con trabajo puramente vocacional, y la gente poniendo toda la garra y su amor hacia el club. Así nos mantenemos a flote. Lamentablemente hay otros a los que vimos desaparecer, pero nosotros seguimos”.

11264827_817212791667351_2873143285802654189_n
“La sociedad ha cambiado mucho. Hoy la gente hace su dporte y se va. Pero el club no debe ser solo deporte, sino algo familiar, social, cultural. Nosotros nos damos cuenta que nos cuestra traer la comunidad al club. Nos gustaría tener una mayor masa societaria, que la gente se haga socia. Hay muchos vecinos nuevos en Devoto y no es sencillo hacerlos venir. Pero continuamos luchando, estamos en esa campaña”.

Leave a Reply