FENÓMENOS URBANOS. “NO ME GUSTA QUE ME DIGAN EL PELUQUERO DE…”

Es un peluquero “bien de barrio”, pero de pronto, cobró una notable exposición. A tal punto, que, por ejemplo, comenzó a cortarle el pelo a Tinelli y a gran cantidad de futbolistas, Messi entre ellos. En su local de Chacarita, atenderse cuesta 200 pesos, la mitad que en una peluquería “top” y prácticamente lo mismo que en una de cualquier callecita porteña.

Son las 8 de la mañana de un miércoles de marzo y ya hay dos personas esperando en la vereda. Enseguida, llega una tercera. Unos segundos después, aparece Darío Del Casale. Saluda, abre el local y les reparte numeritos a manera de turnos. Cinco minutos más tarde, mientras ya le está cortando el pelo al primero, al local ya ingresaron un par de clientes más. Darío está impecablemente vestido: pantalón gris con rayas finas blancas; chaleco haciendo juego; camisa de manga corta blanca; corbata roja… Aclara que tiene cierto apuro: “En un rato salgo para la concentración de River, voy a lookear a los jugadores”…

Hace poco más de un año, Il Fígaro abrió su local de Federico Lacroze 3765. Sin embargo, en la misma cuadra funciona una “sucursal” que, en realidad, es la peluquería original, y que atiende desde… ¡1972! Allí, el Tano Hugo, continúa junto a su fiel clientela, tan firme como hace más de 40 años. Su hijo, en tanto, emigró luego de compartir techo durante casi toda su vida y experimentar ese boom laboral que lo llevó a trasladarse apenas a unos metros de distancia, hacia el corazón del barrio Chacarita.
Peine en mano izquierda y maquinita en la derecha, el entrevistado responde a medida que reduce la cabellera de muchacho de unos 25 años.
-¿Cómo explicás esta explosión?
-Y… nada. Cuando te quisiste acordar, saliste en una foto, después en otra, y ahí empieza toda una movida que no para… Gracias a Dios no para.
-¿Cuánto hace que sos peluquero?
-Acá estoy hace un año. Pero sigue vigente el otro local también… Yo trabajo hace 28 años de esto y en total ya son 44 desde que arrancó mi viejo. Toda una vida.
-¿Aprendiste el oficio de él?
-Sí, por supuesto. Ya a los 18 años le cortaba a algunos amigos.
-¿Qué opina Hugo de este presente?
-Está contento, imaginate, cuando son cambios para bien es pura felicidad.
-¿Cómo se tomó la decisión de la mudanza?
-El mismo trabajo te va llevando a querer crecer. Cuendo viene mucha gente y no tenés espacio para atenderla tenés que encontrarle la vuelta. Si no te expandís, perdés.
-¿Hubo un punto de inflexión, un momento específico?
-Sí, calculo que por lo de Messi. Le corté el pelo a Lío y él no es muy fanático de las redes sociales, pero esa foto salió en el Olé y varios lados más.
-¿Cómo fue la historia?
-Obviamente, a esas personas no llegás fácil. Pero un amigo en común sabía que él se quería cortar, le propuso mi nombre y aceptó. Le fui a cortar a su casa de Puerto Madero. En lo personal, resultó un día realmente maravilloso. Estuve nervioso, pero muy contento. Incluso está por salir un programa en Mundo Leo, donde yo aparezco atendiendo a chicos que quieren imitar su corte.
-¿Qué corte le hiciste?
-Le propuse un pequeño cambio y dijo que sí. Hicimos un look un poquito más para arriba. Se ve que le gustó porque todavía lo sigue usando así.
-¿Fue sólo ese día?
-No… después hubo otro. Pero sí, está el tema de la distancia.  Aunque siempre existe la esperanza de que si tiene tiempo, te llame cuando le toque regresar al país. Además charlamos otra vez que fui a cortarle a Rojo, Mas y Mercado en la concentración de la Selección.
-¿También tenés acceso a Ezeiza?
-Y, sí… en este ambiente se conocen todos. Si uno hace bien las cosas, con seriedad y sin preguntar tanto, te llaman y uno está dispuesto a ir.
-¿Cómo se dio lo de Tinelli?
-Por su primo, el Tirri. Un loco lindo que venía acá desde antes de aparecer en su programa, y me iba recomendando. Marcelo me dijo que necesitaba cambiarse el look.
-¿Vino acá?
-Nooo… eso sería una revolución. Fui yo a su casa de Le Parc y después seguimos…
-¿Y te transformaste en el peluquero de Tinelli?
-En realidad no me gusta llamarlo así: “Soy el peluquero de…” Simplemente, cuando me precisan, estoy…

perfil

Una nota que le hicieron en Perfil, en abril de 2016.

-¿Qué estilo te piden últimamente?
-El famoso corte degradé, que está tan instalado: el pelo se lo bajo y va subiendo despacito hasta llegar al jopo de arriba.
-¿Vos impusiste alguna moda en el país?
-Justamente este corte lo traje de afuera; como prendió tanto entre los jugadores, automáticamente se hizo masivo. Se puede decir que yo fui uno de los primeros.
-¿También fuiste futbolista?
-Yo llegué a atajar en la primera de Lamadrid y Excursionistas. Cada vez que veo a arquero miro y pienso qué hubiera hecho yo. Hay que estar atento a lo que pasa en el fútbol.
-¿Quedó algo de eso?
-Los lindos recuerdos. El vestuario, los compañeros, todo… Siempre fui medio personaje, me adaptaba a todos los grupos.
-¿Seguís jugando, aunque sea con amigos?
-No, nada. Me cuido las manos, a ver si todavía me lesiono un dedo y no puedo hacer lo que más me gusta.

Ayer y Hoy

revista_Ascenso

Una revista “Esto es El Ascenso” de 1992. El Tano era peluquero y atajaba en Excursionistas.

Untitled-1

Junto a Marcelo Tinelli y Lionel Messi. “Si hacés bien las cosas, te llaman” señaló.

 

Leave a Reply