FELIZ CUMPLEAÑOS, FRANJA DE ORO

La entidad de Nueva Pompeya nació el 5 de junio de 1940. Es decir, que este domingo festeja sus primeros 76 años de existencia.

En los registros del club conviven dos fechas de fundación, pues la primera -que data de 1937- es adjudicada a la formación de un equipo de fútbol para competir en diversos torneos de la época. Tres años más tarde, al organizarse institucionalmente, se le dio carácter oficial a la fecha que se conmemora hoy.

Franja también tuvo otras sedes antes de anclar definitivamente en la de avenida Amancio Alcorta, destacándose un solar ubicado en Iriarte 4750, propiedad de una familia representativa (más abajo, la información completa acerca de su historia).

En la década pasada, más allá de su sede, donde se practican numerosas disciplinas, Franja obtuvo la concesión del predio ubicado a pocos metros, también sobre la Avenida Alcorta, pero del lado de enfrente. Allí funcionan más actividades y un natatorio climatizado que es un orgullo para toda la zona sur.

Franja_de_Oro(predio)

El predio donde se encuentra la pileta y se proyecta la construcción de un estadio techado.

En ese predio, también está en estudio la construcción de un gimnasio techado (actualmente es un playón al aire libre) el cual serviría para que el equipo de futsal, uno de los deportes de mayor tradición de Franja, pueda actuar como local en cancha propia, por primera vez desde su ingreso a la AFA.

Nombre oficial: Club Social y Deportivo Franja de Oro

Dirección: Av. Amancio Alcorta 3950

Predio-natatorio: Av. Amancio Alcorta 4007

Barrio: Nueva Pompeya

Teléfono:  4911-1566/ 4912-0965

Correo electrónico: correo@clubfranjadeoro.com.ar

Página webwww.clubfranjadeoro.com.ar

Facebook: Franja de Oro

Franja_de_Oro

El frente de la sede de la Avenida Alcorta.

Su Historia:

-Agradecemos a la página del club. www.franjadeoro.com.ar-

De la primera fundación: La historia comenzó un 17 de enero de 1937, cuando un grupo de adolescentes que se reunían en la esquina de Romero e Iriarte (actual Dr. Domingo Cabred), -en el barrio de Nueva Pompeya, en el sur de la ciudad de Buenos Aires-, en la puerta del almacén de Don Antionio Gandulfo -quien con los años fuera presidente de nuestro Club-, decidieron armar un equipo de fútbol para participar en los distintos campeonatos que se organizaban en el barrio y barriadas vecinas. Origen común de la gran mayoría de Clubes de barrio. Los fundadores de este equipo fueron Cesar Mezzapesa, Raúl «El pesado» Pérez y Pedro Colavequia, quienes concibieron la idea de formar un equipo de fútbol que representara a la «esquina» , esa fracción de territorio que cada uno consideraba con el gran patio de su casa, donde se pasaban las horas charlando o recostados sobre sus paredes y donde de vez en cuando se improvisaba un picado en la calles que para entonces eran de tierra.

A pesar que la mayoría de los pibes que conformaban el equipo eran simpatizantes del Club Atlético Huracán, Cesar Mezzapesa contó en un reportaje: «que esa camiseta blanca no decía nada y nosotros queríamos una que llamara la atención «, por eso se eligieron los colores azul y amarillo, como Boca Juniors, pero en vez de la horizontalidad del amarillo se dicidieron por la franja trasversal que Mezzapesa había visto en un escudo ilustrado en la imprenta que trabajaba en aquellos años.
Si bien esta es la explicación que dio uno de los socios fundadores, se contrapone con otra que en su momento contó Raúl Pérez -otro de los fundadores-, en referencia a que el nombre del Club «FRANJA DE ORO» se le ocurrió una tarde mientras caminaba a la vera del Riachuelo en la búsqueda de una denominación para el incipiente equipo de Fútbol.

No obstante estos ser testimonios de quienes fundaron en su juventud el Club, mediante la formación del equipo de fútbol, la teoría que más se aproximaría a la realidad, es aquella que la mayoría de los viejos socios y muchos de los integrantes de aquel primer equipo han divulgado a través de la trasmisión oral, y que se refiere a que la primera camiseta utilizada por el equipo, fue precisamente la de Boca Juniors, y que habrían sido facilitadas por Camilo «Pocho» Campos. Dicha versión tiene asidero, dado que para la época confeccionar o mandar a confeccionar una camiseta de fútbol, no resultaba una tarea sencilla, ni económica, por lo tanto esta puede ser sin lugar a dudas el origen de los colores y del nombre del Club. También otros vitalicios recuerdan que la franja transversal en la divisa, fue diseñada mucho tiempo después, así lo ha contado el vitalicio Humberto «Coco» Mazzetti, que recuerda que cuando el equipo estrenó su nueva camiseta fue todo un acontecimiento en el vecindario, y esto ocurrió en la década del ´40. Esta camiseta con el diseño y colores definitivos, fueron adquiridos en la casa de artículos de deportes «Testai».

De la segunda fundación: Y aunque éste título parezca extraño, no es más que una verdad histórica. Dos son las fechas que marcan la fundación de nuestro Club y ambas, no coinciden en el tiempo, lo que se debe a que nuestra entidad registra como la mayoría de los Clubes de barrio un origen futbolero, ligado a la formación del representativo deportivo, que defendía los honores de la esquina, y precisamente de esa esquina de Romero e Iriarte (hoy Dr. Domingo Cabred) y otro institucional o social. El entusiasmo despertado por el fútbol y la participación del barrio por el incipiente movimiento que el equipo de la «esquina» generaba, llevó a sus integrantes a realizar actividades paralelas al fútbol, tales como reuniones danzantes, chocolates en los días patrios, pic-nic.

Fue así que gracias a la gratitud de Angela Romanazi de Mezzapesa, que cedió su casa en el Pasaje Pelufo 4579 (hoy Arturo Beruti) para realizar el primer baile y se hicieron en dicho solar las primeras reuniones informales del futuro Club que se fundaría. Más tarde se sumarían a esta maravillosa empresa la familia de Demecio Figueredo, cuya amplia casa de Romero 956, sirvió para continuar con los ya afamados bailes sociales donde asistían las familias del vecindario. La necesidad de fundar un Club ya era realidad, y asi fue que el 5 de junio de 1940 se constituye, formalmente el CLUB SOCIAL Y DEPORTIVO FRANJA DE ORO, cuya primer sede se instala en la calle Iriarte 4681, en la «sala» de la casa de propiedad de la familia Mesa.

Del primer equipo de fútbol: Esta idea nacida de los tres jóvenes: Mezzapesa, Colavequia y Pérez, pronto se hizo carne en los demás chicos de la zona y asi surgió el primer equipo que formaron: Rafael Barone, Pedro Villaverde, y César Mezzapesa, Máximo Torres, Raúl Pérez y Camilo Campos, Tomás Oyón, Oscar Novoa, Enrique Ligliano, José Santos y Pedro Colavequia. También lo integraron: Antonio Aprea, Emilio Orgueira, Eduardo Sánchez, Albino Oyón, José Valle, Roberto Carreira, Pedro Massini, Carlos Converso, Roberto Barrau, Armando Callizo, entre otros. Posteriormente y ya corriendo el año 1938 se formó una 5ª división de ese primitivo equipo de fútbol, integrada entre otros por Tito Rodríguez, Juan José Mezzapesa, Félix Vila, Horacio Torres, Manuel Rodríguez, Oscar Genovesse, José y Francisco López, Mardiros Akgulian, Alberto Romero, José Prado, Vicente y Nuncio Garzilli, Osvaldo José, Héctor Tozzo, Osvaldo Campos, Pedro Pierrastegui, Julio Abatte, Alfredo Tulio, Reinaldo Aguirre, Jaime Fuerte, Rodolfo Belmonte, Julio Moa, Guillermo Barrau, Diego Iodice, Juan Aprea, Juan Santos, Carlos Bello entre otros.

De la primera Comisión Directiva: La primera Comisión Directiva que se conformó, tuvo como primer Presidente a Don Pascual Aprea e integraban entre otros José Rubiales, José Hernández, Desiderio Aguirre, Francisco Quinto, Ernesto Marengo y Antonio Gandulfo, la mayoría de ellos vecinos caracterizados del barrio y mayores en dos o tres generaciones a los integrantes del equipo de fútbol y fundadores del Club. Según afirmaciones de Juan José Mezzapesa, la elección del primer Presidente del Club recayó en Pascual Aprea «porque era un muchacho no muy culto, siempre nos llevaba con su camión a todos los partidos y se preocupaba de todos los detalles» Al crecer la entidad, otra Comisión Directiva continúo rigiendo sus destinos y fue integrada por Demecio Figueredo, como Presidente, Francisco Javier González -Secretario General- Ernesto Marengo, tesorero, Francisco Peralta, Cesáreo Romero, Reinaldo Aguirre y César y Juan José Mezzapesa, Horacio Donato e Higinio Piñeiro, entre otros. También corriendo el año 1944 se incorporó una Comisión de Señoritas, siendo su primera Presidenta la Srta. Celia Meana y secundada por Hayde Massini, Luisa Barletta, Marta Mezzapesa, Rita Acuña, Etelvina Figueredo, Isidora González, Zulema D´Agostino, Jorgelina Figueredo entre muchas otras. Con el paso del tiempo integraron sucesivas Comisiones Directivas socios tales como: Manuel Baldomero Alvarez, Reinaldo D´Elia, Eugenio Ramón Rodríguez, José G. Airando, José Alustiza, Raúl Agraso, Isidoro Salinas, Horaldo Antonio Tesei, Norberto Acosta, Angel Meana, Armando Italo Leotta, Antonio Durso, Hermino Herrera.

De las sedes sociales: Como dijéramos precedentemente la primer sede se instala en lo que era la «sala» de la vivienda particular de la familia Mesa, en Iriarte 4681. En dicha sede se comienza la práctica de los juegos de salón y se conforma la primera Comisión Directiva. A los pocos meses de su fundación contaba el Club con más de 120 asociados y con la necesidad de ocupar una sede más amplia para dar cabida a la cada vez más creciente masa societaria, fue así que se alquiló una casa que contaba con un galpón y altillo, ubicada en la calle Iriarte 4750, propiedad de la familia Karasoff. A continuación de esta finca se encontraba un terreno baldío, que tenía salida a la calle Río Cuarto, ideal para hacer en él una pista de baile y una cancha de bochas, como fue lo que se hizo en aquella época. También se construyó un buffet y la Secretaría administrativa de la entidad. En dicho predio llegaron a actuar orquestas como las de Juan D´arienzo, Francisco Canaro, Juan De Angelis, entre otras. El crecimiento del Club obligó a utilizar mayores espacios para el desarrollo de las distintas actividades, por lo cual y a través del socio Pedro Echarte, hombre influyente para aquella época en la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, se consiguió alquilar tres lotes ubicados sobre Avenida Sáenz esquina Beazley, un espacio excepcional para hacer galas y prácticas de bailes, kermeses, funciones de teatro y otros espectáculos de concurrencia masiva para la época.

Dicho lugar funcionó simultáneamente con la sede de Iriarte 4750. Con la organización de actividades, la cuota social, la explotación del buffet y otros ingresos, se logró atesorar una suma de importancia para pensar en adquirir en propiedad unos terrenos en la zona. En ese momento se planteó adquirir los ubicados sobre Avenida Sáenz, que por su ubicación destacada sobre dicha arteria comercial garantizaban un crecimiento arrollador en el futuro del Club. Pero un sector de la dirigencia y parte de la masa societaria se oponían, no queriendo que la sede social se trasladara fuera del pedazo del barrio donde se fundó originariamente el Club, o sea que los terrenos para adquirir debían encontrarse en un radio que abarcara de Avenida Amancio Alcorta hacia el Riachuelo. También conspiró contra el proyecto de la Comisión Directiva de adquirir los terrenos sobre Avenida Sáenz, que su propietario no accedió a la venta de estos, por lo cual se debió pensar en otro lugar para adquirir.

Por asamblea extraordinaria de asociados del 16 de abril de 1944, se aprueba adquirir a la «Sociedad Anónima Tierras Puente Alsina – Riachuelo», » sociedad que fuera constituida con el objeto de adquirir las propiedades que poseían los Señores Anderson Hnos. y Alfredo Lang Villar, en una superficie total de nueve mil catorce metros cuadrados, con cincuenta centímetros cuadrados, ubicados en el Partido de Avellaneda, Provincia de Buenos Aires, y de los Señores Antonio Fiorito y Hermanos y Francisco Benito Recondo, ciento cuatro mil doscientos cuarenta y cuatro metros con nueve mil setecientos cincuenta centímetros cuadrados, sitos en la zona Sud, de esta Capital, próximos al Puente Alsina…administrarlas, enajenarlas y efectuar toda clase de operaciones comerciales que juzguen más conveniente en las propiedades ha que se hecho referencia» (Asi decía el art. 2º del Estatuto Social de la referida Sociedad Anónima), los lotes Nº 26, 27 y 28 de la manzana 2, con frente a la Avenida Amancio Alcorta de esta Ciudad, con una superficie total de 921,77 metros cuadrados (con casa), por el precio de 40.000 pesos moneda nacional. Dado que el Club no poseía personería jurídica, debió ser adquirido por los Señores Ernesto Marengo, Demecio Figueredo, Antonio Fernández, y Pedro Echarte, designados por dicha asamblea para que lo hicieran con dinero y para el Club Social y Deportivo Franja de Oro, compraventa que fue aceptada por el Club -una vez obtenida la personería jurídica- por asamblea del 29 de agosto de 1954 y efectuada la instrumentación, por escritura Nº 278 del 18 de abril de 1955, pasada por ante el escribano público Juan Alberto Gardey, firmando en nombre del Club Manuel Baldomero Alvarez, Vicepresidente, Eugenio Ramón Rodríguez, Secretario General y Raúl Ovidio Agraso, Tesorero. En dichos terrenos se erigió la sede actual y hoy Sede Central, que fue inaugurada el 21 de febrero de 1946.

De los socios: A los pocos meses de su fundación el Club llegó a tener más de 120 asociados. Desde entonces no dejó de crecer en el número de personas que adhirieron a su padrón societario, contando en la actualidad con más de 2.200 socios, entre sus distintas categorías ( activos, cadetes y vitalicios ), de los cuales 450 revisten en la categoría de socios vitalicios, por tener más de 35 anualidades como socios activos, según establece el art. 7 del Estatuto, que elevó la cantidad de anualidades -con la reforma de 1985- de 25 a 35 años las que debía tener un socio activo para pasar a la categoría de vitalicio.

 

Leave a Reply