ESTO ASÍ NO ERA

¿Quién hubiera podido vislumbrar, hace una década, que gran parte de la Ciudad de Buenos Aires se vería de esta manera? Quizás hoy a nadie asombre contemplar una imagen como ésta, puesto que las bicicletas han ganado un espacio muy importante, con el impulso de las propias autoridades porteñas.

Este estacionamiento de la calle Uruguay, casi esquina Tucumán, es sólo uno de los tantos que ha inaugurado el gobierno capitalino en los últimos años. El sistema progresivamente, alcanza más rodados y estaciones. Según el plan que hace unos días dio a conocer Horacio Rodríguez Larreta, está programado duplicar la cantidad, y que en 2019, en lugar de 200 estaciones y 2500 unidades, sean 400 y 5000 respectivamente.

Este proyecto está basado en el acuerdo con la empresa Tembici, que además de introducir este incremento en volumen, entre otras cosas, también modificará el color de las bicis, que a partir de este año, no serán amarillas sino naranjas. Los vehículos en vigencia, serán retirados del sistema y donados a las escuelas.

La empresa brasileña encargada de la concesión, llega para aportarle al sistema novedades tecnológicas ligadas a aplicaciones, tarjetas SIM, monitoreos en tiempo real, y al parecer, un diseño más moderno de los vehículos. El servicio seguirá siendo gratuito, debido a que los inversores cuentan con la posibilidad de sponsorizarlo. Un banco y una tarjeta de crédito serían sus primeros auspiciantes.

En síntesis, nada de lo que hoy está pasando en Buenos Aires con las bicicletas (por supuesto, también habría que mencionar las ciclovías, que son cada vez más), era imaginable hace un tiempo. Pero como el movimiento se demuestra andando, según lo afirman los sabios dichos de Carlitos Balá, pues en bici andemos…

Leave a Reply