“EN PINOCHO LA GENTE SE SIENTE MUY SEGURA”

Héctor Straface cumple un año como presidente del club de Villa Urquiza.

En 2016, Héctor Straface se convirtió en presidente de Pinocho tras imponerse en los comicios celebrados en la entidad de Villa Urquiza. Cuando prácticamente un año ha transcurrido desde la asunción de la nueva Comisión Directiva, confirma su satisfacción por el presente que atraviesa el club: “Estamos ordenados y con buenas perspectivas en lo deportivo y lo social. Hay mucha gente que desea venir al club y eso se ve, por ejemplo, en que en  actividades como el básquet, el voley o el patín, debimos confeccionar una lista de espera. Ahora estamos con un proyecto para techar una cancha del camping y así darle mayores opciones a nuestros deportistas porque los gimnasios están colapsados. En el aspecto social, la intención es organizar torneos internos para los no federados. Tanto de fútbol, voley o básquet, como de ajedrez y canasta. Todo esto le daría más vida todavía a Pinocho”.

2016-05-08 18.06.05
Straface es más conocido como Chiche, por los que frecuentan la institución desde hace mucho tiempo. Este es su segundo mandato como presidente, pues más de 20 años atrás, también había ejercido esa función. “Acá integré la subcomisión de voley, fui vocal, vicepresidente, presidente… Pasé por varios cargos», comenta, antes de detallar la manera en que nació el vínculo: “Soy socio hace 35 años. Mi señora vivía a cuatro cuadras. Yo empecé a venir con ella y me contacté con un grupo de gente maravillosa. Nunca más dejé de venir. ¿A qué jugaba? Hice de todo, pero siempre en forma recreativa, al igual que mi esposa. Me hubiera gustado hacerlo de modo federado, pero no tenía condiciones”, se sincera.

2016-05-08 18.15.19
Como suele suceder en todo ámbito familiar, los hijos del matrimonio también fueron socios. “Hoy mi hija tiene 39 años y mi hijo 35. Tenemos dos nietos, Victoria y Francisco, pero no vienen porque vivimos en San Isidro. En lo personal, sí, vengo todos los días”, aclara.
En los instantes previos a la entrevista -un sábado por la tarde-,  hallamos a Straface leyendo el diario en el buffet y charlando con sus concesionarios. Por la sencillez de la situación, si alguien ajeno al club contemplaba la escena, difícilmente hubiera imaginado que se trataba del presidente. “Yo soy uno más y esta es una comisión directiva de puertas abiertas. Todos los directivos nos complementamos para trabajar por Pinocho”, indica.
A continuación, informa que cuentan con unos 1800 asociados. La mayoría, son arancelados y hay 230 que son socios puros. “Estamos creciendo despacio pero a paso firma”, señala, y hace hincapié en que como en toda entidad barrial, el trabajo a pulmón los caracteriza: “No sólo a esta dirigencia, todas las comisiones han aportado para el engrandecimiento del club”, enfatiza.

DSC_0770
Straface destaca el poderío de actividades como el futsal, que ostenta el privilegio de ser el equipo que más veces salió campéon de la AFA. “Gracias a eso Pinocho consiguió hacerse de un nombre a nivel internacional. El año pasado nos invitaron a un torneo en Dubai pero los pasajes salían 50 mil dólares y no fuimos. Veremos si para la próxima edición lo logramos, ya que nos dijeron que está la posibilidad de que nos paguen los boletos de avión, algo que es imposible para un club de barrio como nosotros”.  En el voley y en el básquet -donde están analizando la eventual inscripción para el Pre Federal- “también hay mucho potencial y estamos en franco crecimiento”, sostiene.
La crisis aparece en la conversación. “Cuesta horrores pagar la luz, el agua, el gas… Estamos en economía de guerra, procurando optimizar los recursos al máximo”, explica, agregando que se continúan los trámites para completar los requisitos que posibiliten percibir el subsidio estatal prometido para los que tengan los papeles al día.

Pinocho_
“Somos más que un club chico pero menos que uno grande”, resume si se le pide una definición y admite que el crecimiento experimentado en los últimos años, va de la mano “con la explosión demográfica del barrio. Los vecinos precisan un lugar para traer a sus hijos y acá se sienten seguros, ya que no existen problemas de drogas ni de ningún tipo. Sólo tienen que disfrutar”.
Por último, expresa su alegría “porque hemos recibido muchas felicitaciones, referidas a lo bien que está el club. Está muy contenta la masa societaria, eso nos da fuerzas para segur haciendo cosas”.

Leave a Reply