En las entrañas del legendario Alumni (cuarta parte)

Nuestra visita al Museo Alumni se produjo a mediados del año pasado. Pero nos dio tanta tela para cortar y gracias a ella -y a su directora  Estela de Rueda- obtuvimos tanto material que ha sido necesaria una serie compuesta por varias notas para darle valor a todo. Aún así, por más páginas que agreguemos, será una misión sumamente difícil la de poner en palabras las sensaciones emanadas a partir de la recorrida que tuvimos el placer de efectuar por el Buenos Aires English High School -cuna del Alumni-, la entidad que en 1884 fundó Alexander Watson Hutton, el escocés considerado el “padre del fútbol argentino”.
Parte del material que nos entregó su directora tiene mucho (o todo) que ver con Don Alejandro. Por ejemplo, el DVD de Escuela de Campeones, película estrenada en 1950 cuya sinopsis refleja la vida de Watson Hutton al momento de venir a la Argentina y el período acontecido entre su llegada (1882) y la desafiliación de Alumni de los campeonatos organizados por la entidad antecesora de la AFA (1911). El filme dirigido por Ralph Pappier, con guion del tanguero Homero Manzi y de Carlos Orlando, se apoya en el libro Alumni Cuna de Campeones y Escuela de Hidalguía, de Ernesto Escobar Bavio, espectacular obra literaria cuya copia también nos fuera amablemente entregada por la directora del establecimiento.
Entusiasmados por un material que por primera vez llegaba a nuestras manos y con el objetivo de sacarle el jugo a cada centímetro de la generosidad de Estela, abrimos la notebook, insertamos el DVD y apretamos play. La película en blanco y negro, comenzó a reproducirse con nitidez. Jorge Rigaud, actor argentino que trabajó en cerca de 200 películas, es quien interpretó el papel principal: Watson Hutton.
A su esposa Margarita Budge la interpretó Silvana Roth, quien además militó en el peronismo -era amiga de Evita- y llegó a ser diputada nacional en 1973. ¿Otros papeles destacados? Perdro Quartucci, como Mister Mackes, y Enrique Muiño, en una breve intervención como Domingo Faustino Sarmiento.

pelicula6

QUE EMPIECE LA FUNCIÓN
La parte más sustenciosa de la película se inicia con Watson Hutton a punto de partir hacia Buenos Aires, contratado por el colegio Saint Andrews para ejercer una importante función docente. En el barco conoce a la que sería su esposa, que se dirigía al mismo colegio pues le habían encomendado acompañarlo. En la vida real ellos ya se conocían. Es una de las tantas diferencias que se pueden encontrar en el guión con relación a lo que realmente ocurrió. Pero si bien estas incongruencias existen, la parte troncal de la película rescata fielmente la esencia de Don Alejandro, su personaje principal.

pelicula2

El afiche de promoción de la película que homenajea al padre del fútbol organizado en la Argentina.

En sus primeros tiempos en el Saint Andrews, a Watson Hutton se lo ve procurando valorizar la educación física a la par de los estudios tradicionales, lo que no es visto con agrado por la autoridad del establecimiento. Pero de inmediato congenia con los alumnos y éstos le piden que les muestre aquel juego casi ignorado en Buenos Aires. “¿El football?”, pregunta el maestro. Su rostro se ilumina y desde ese instante, nuestro deporte se convierte en la estrella del filme. Luego de algunas roturas de vidrios a puro pelotazo y las inzanjables diferencias que surgen entre maestro y director, la desvinculación del Saint Andrews es un hecho. Pero Hutton no vuelve a su patria sino que resuelve fundar su propia escuela: el BAEHS. Margarita decide acompañarlo pese a que podía haber conservado su empleo y a las dudas que generaba el novedoso emprendimiento. Es que paralelamente también había comenzado a desarrollarse la gran historia de amor de ambos personajes.

Un pintoresco diálogo se da durante los preparativos para la inauguración del BAEHS: Don Alejandro se entrevista nada menos que con Domingo Faustino Sarmiento. El ex presidente de la Nación (entre 1868 y 1874), amigablemente lo aconseja en relación a la apertura del nuevo colegio. Parece inverosímil que esta reunión hubiera existido en la realidad, pero el guión lo incluye y los espectadores, creemos, lo celebraron.

libro_tapa2

El libro de Ernesto Escobar Bavio sirvió de respaldo para el guión del filme.

La mitad de la película -de hora y media de duración- se va y Alumni aún no aparece. Por eso, el resto es una apretada síntesis de lo acaecido una vez que Don Alejandro pone en funcionamiento el BAEHS. Todavía no se había jugado el primer campeonato oficial -sucedería en 1891- y aquellos pioneros debían luchar contra la oposición de grandes medios periodísticos, que condenaban por peligroso al incipiente deporte. El diario El Tiempo, por caso, se opone tenazmente al football. A Hutton no le resulta sencillo imponerlo. No obstante, hay mucha gente a favor; también al hecho de sumar actividad física a la educación tradicional. Uno de los que le brinda al flamante rector su apoyo, es el barbado escritor y poeta Guido Spano. Minutos después lo visita un hombre para encomendarle la educación de un nutrido grupo de hijos y sobrinos. Cuando los niños ingresan al recinto la fila es interminable… ¿El nombre del visitante? Diego Brown.

Continuará…

Leave a Reply