DEPORTE PORTEÑO

 

ANÉCDOTAS EN LA ESCUELA DEL CÍRCULO DE PERIODISTAS DEPORTIVOS.

«¿VAN PARA CÓRDOBA?»

Entre los recuerdos de tantos compañeros que disparan cantidad de anécdotas en mi memoria, ¿cómo olvidar a Esteban Sassi y Leonardo Santarone? Se sentaban uno al lado del otro en la parte central del aula, y compartían juntos bastante tiempo. Sobre todo en primer año, también compartí con ellos muchas horas. Por las noches, al final de cada jornada, íbamos hacia el mismo lado. Salíamos por Rodríguez Peña y nos dirigíamos para Viamonte (a la izquierda). Metros más adelante, en Avenida Córdoba entre Rodríguez Peña y Callao, yo me tomaba el 140. Ellos abordaban otras líneas (Santarone, creo, el 132), aunque era frecuente que Sassi me acompañara a la parada y recién después fuera a esperar su colectivo que, si no me equivoco, era el 106, que paraba a escasa distancia.

En las casi tres cuadras que duraba nuestra trayecto, hablábamos de los asuntos de la Escuela y, muy comúnmente, gracias a la memoria y al placer por evocar tiempos idos, recordábamos jugadores y temas futboleros de antaño. Sassi era una especie de libro abierto, por lo que sabía de apellidos, campañas, etc. Durante las clases conservaban un bajo perfil y, al igual que yo, tenían mayor tendencia a permanecer callados. Pero en el trato personal, su charla era fluida, amena y abundaba el buen humor.

Leo tenía en River a su cuadro predilecto. Las preferencias de Esteban apuntaban a entidad de primera que, debido a la intolerancia enquistada en nuestra sociedad, no sería prudente develar públicamente, pues hoy trabaja en el medio. Además, simpatizaba con San Telmo, por aquel entonces, en Primera C. El fútbol ascenso, por ende, era prácticamente ineludible en nuestras conversaciones.

De vez en cuando, en la caminata se nos unía Jorge Adrián Ibarra (hincha de Independiente y el Deportivo Laferrere), que a Leonardo le decía cariñosamente “Chaveta”. Ignoro cuál era el motivo, pero supongo que podría haber sido por la raya al costado bien demarcada con que peinaba su pelo rubio.

Excelentes compañeros ambos, la vida les deparó caminos diferentes. Mientras a Santarone le perdí el rastro y entiendo que no trabajó en el medio periodístico luego de salir de la Escuela del Círculo, Sassi incursionó desde muy joven en la radiofonía. En una época en la que ya se complicaba conseguir un empleo remunerado en el rubro de prensa, logró entrar a Radio Rivadavia, por lo que la histórica audición La Oral Deportiva lo tuvo por muchos años en su equipo. También trabajó en más de un ciclo de Radio 10. Esta emisora por lo general ha carecido de tira futbolera, pero Sassi se desempeñó en diferentes programas de la grilla, encargándose de la información deportiva.

¿Un recuerdo más de Esteban? El 1º de septiembre de 1990, en dos cassettes, cada uno de 90 minutos de duración, grabó de Radio Colonia la tira completa de El Ascenso por Tres, cuya transmisión central fue el clásico entre Defensores de Belgrano y Excursionistas, que se impuso 3 a 1 en Avenida del Libertador y Comodoro Rivadavia, estadio al cual asistí aquella tarde. Días después, al reencontrarnos en la Escuela, me entregó la grabación, que todavía hoy conservo entre mis objetos de colección más queridos.

Leave a Reply