DEPORTE PORTEÑO

Clubes chicos de corazón gigante

Hoy: Excursionistas en 1996/97 (segunda parte)

Daniel Messina tuvo una larga carrera como jugador y la tendría como técnico, siendo Excursionistas el primer paso de su labor como entrenador. El Tano, habiéndose iniciado en River, se había retirado de la práctica activa con la camiseta de Argentino de Merlo, donde jugó algunos cotejos de esta temporada. Pero tras la desvinculación de Pérez Medone del CAE, concretó su vuelta al club, esta vez en una inédita función para él. Messina terminaría realizando una extensa campaña en el banco de suplentes del Verde, compuesta por tres períodos en los cuales dirigió 72 partidos con la misma cantidad de victorias y derrotas: 23. Los empates, fueron 26.

Varios de los refuerzos que Excursionistas presentó para este campeonato, procedían del Deportivo Riestra, equipo para el cual habían jugado en 1995/96. En aquella ocasión el club del Bajo Flores le ganó al Verde tanto el partido de ida como el de vuelta, ambos por 1 a 0. Luego, el arquero Berscé, Sotelo (autor del gol en el Apertura), Pesl y Ramos, cambiaron de vereda. De Barracas llegaron tres incorporaciones: Brotto, Gustavo López y Abeledo. Los barraqueños también habían sido efectivos contra Excursionistas los dos partidos de la temporada anterior: 4 a 0 de local (un gol de López y otro de Brotto) y 2-2 en el Bajo Belgrano (un gol de López).

Claudio Apolonio jugó un solo partido en este certamen. Lo hizo frente a Argentino de Merlo, en condición de visitante. Lo curioso es que conquistó uno de los goles en el 2-1 (el otro lo señaló Masses Giménez) luego de haber ingresado como refresco en el transcurso del partido. Nunca antes había jugado y tampoco volvió a hacerlo. El juvenil delantero, por lo tanto, alcanzó un promedio de un gol por partido. La breve carrera de Apolonio en la primera albiverde, se completó con otro partido que había jugado la temporada anterior.

El citado cotejo con Argentino de Merlo, que aunque pertenecía a la rueda inicial, tanto se postergó que terminó jugándose un miércoles, a mediados de diciembre, cuando ya había comenzado la segunda rueda. Como los puntajes volvían a cero, el técnico utilizó elementos del plantel que habitualmente no eran titulares. La nota de color de esta tarde, tuvo que ver con que en la alineación adversaria, estuvieron cinco ex albiverdes: el ya mencionado Messina, Machín, Vitale, Carballo y Troncoso, este último, en condición de director técnico.

Sin dudas, el triunfo más resonante del torneo en relación a goles propios, fue el 5 a 1 ante Flandria, por la semifinal (partido de vuelta) disputada en el estadio de Atlanta. Si bien en el historial el balance es ampliamente favorable a Excursionistas (22 victorias, 9 empates y 10 derrotas) el Verde nunca le había hecho cinco goles a la entidad de Jáuregui. Y una sola vez le había marcado cuatro goles. Fue un 4-1 en 1981.

Dos defensores que estuvieron del lado contrario en la final del octogonal ante Lamadrid, muy pronto vestirían la casaca verde y blanca. Flavio De Faveri (lateral izquierdo) jugaría para Excursionistas en la temporada 1998/99, mientras Reinaldo “Morro” Molina (zaguero central) lo haría en 1999/2000 y 2000/2001.

Foto: Gabriel Brotto.

Leave a Reply