DEPORTE PORTEÑO

Clubes chicos de corazón gigante

Hoy: Excursionistas en 1995/96 (segunda parte)

El torneo para Excursionistas acabó el 4 de mayo de 1995, sin haber logrado la clasificación para el Reducido. Pero dos meses y dos días más tarde, insólitamente, volvía a jugar un encuentro perteneciente a la misma temporada. La AFA había puesto en marcha un reclasificatorio por eliminación directa, para reorganizar los campeonatos de ascenso en virtud de plazas faltantes en el Nacional B, ya que varios equipos del interior descendieron, retornando a sus ligas de origen. El Verde afrontó esta impensaba posibilidad desprovisto de varios futbolistas que se alejaron luego de la temporada regular. Los más notorios fueron los casos de Szeszurak, Maidana, Carlos Lazarte y Sanmartino. Luego de una larga trayectoria en el club, los tres primeros siguieron sus campañas en Los Andes, Defensores y Colegiales respectivamente, mientras que el arquero, todavía muy joven, dejó la práctica oficial.

El juvenil equipo que se midió con Brown, tuvo a Messina, Vitale y Gustavo Pérez como sus representantes más experimentados. En contraposición, actuaron varios jugadores de menos rodaje en primera y hasta hubo un debut absoluto en el arco, el de Carlos Cerbasi. Ante la ida de los dos primeros arqueros del plantel, Mauro Sanmartino y Ariel Gervasi, fue el tercer “uno” el que ocupó la valla, y logró mantenerla invicta, a excepción de los tiros desde el punto penal, que le dieron la victoria a los de Adrogué.

El 2 de marzo de 1996, con 18 años recién cumplidos, debutaba en la primera de Excursionistas Patricio Roldán. Ocurrió en el segundo tiempo del empate 2 a 2 con Barracas, en Pampa y Miñones. Con Luis Nicosia en la dirección técnica, Roldán suplantó a Flaviano Rioli. En el transcurso del torneo jugaría cuatro encuentros más (uno como titular), aunque lo extraordinario, es que a casi 25 años de su estreno, el Pato continuaba en actividad, y con la misma casaca, si bien, en el medio, tuvo otros destinos futbolísticos. Sin dudas, todo un récord de permanencia.

Daniel Messina llegó al club con 33 años y una prolongada carrera sobre sus espaldas. De inicios en River, también pasó por Vélez y Huracán, antes de emprender un extenso recorrido en el exterior. En su vuelta a la Argentina actuó en Estudiantes (B Metropolitana) y con la camiseta albiverde, por primera vez militó en la Primera C. Menos de dos años después, y luego de un breve período en Argentino de Merlo, Messina también comenzaría en el CAE su camino como entrenador.

Jorge Roberto Dubanced dirigió a Excursionistas los últimos siete partidos del certamen. Así, se convirtió en otro de los tantos protagonistas que en el club del Bajo Belgrano, desempeñaron tanto la función de jugador como la de técnico. En 1981 el “Fantasma” (el mote con el cual lo nombrada cariñosamente la revista “… Una Voz de Belgrano”) había jugado en el CAE, siendo éste el último escalón de una dilatada campaña que arrancó a fines de la década del Sesenta, en Defensores de Belgrano. Dubanced fue una destacada figura, por ejemplo, en el Wanderers de Chile. En su regreso a Pampa y Miñones, dio los primeros pasos en la función técnica.

Foto: Patricio Roldán, en la tapa de una revista partidaria, en 2002.

Leave a Reply