Clubes chicos de corazón gigante

Hoy: Excursionistas en 1991/92 (segunda parte)

Así como la afición albiverde celebró el regreso de Fonseca Gómes para la temporada 1990/91, en el certamen ‘91/92, la gran noticia fue el retorno de Roberto Horvath. El Beto se había marchado a Almagro en 1984 y en José Ingenieros rindió en la medida de sus grandes condiciones. Pasados los treinta años, volvía al club que lo vio nacer y en el que había dejado hermosos recuerdos. Más desgastado físicamente, actuó más retrasado, y ya no tanto en la posición de centrodelantero, donde había tenido sus mejores partidos en Excursionistas. De todos modos fue el máximo goleador del equipo en este torneo: hizo 14 goles, seis de ellos, de penal (además malogró otro). En el total de su trayectoria en Pampa y Miñones, llegaría a la impresionante marca de 96 conquistas.

Un excelente comienzo posibilitó que el equipo liderara sin compañía la tabla de posiciones, al cabo de la sexta fecha. Sin embargo, la buena racha se quebró ante Dock Sud, que en el Bajo Belgrano le quitó su invicto a los dirigidos por Guillermo Tuya. El gol visitante lo señaló la “Chancha” Mazzoni, delantero que cuatro años después, jugando para Independiente, le marcara un gol a Gimnasia que privaría al Lobo platense, de ser campeón de Primera División. El hecho de que Excursionistas fuera puntero de Primera C, era algo que no ocurría desde el campeonato de 1976.

Con el ingreso del equipo en una fase de irregularidad, también se despidieron un par de jugadores importantes, como eran el defensor Alberto Bustingorria y el delantero Ricardo “Perico” Pérez. Razones económicas fueron las que provocaron la ida de estos experimentados futbolistas.

Durante algunos partidos, el equipo utilizó una camiseta blanca con una banda verde, circunstancia que rara vez había acontecido en la historia de la institución. En la foto, Grecco, en primer plano, celebra el triunfo ante Lugano, fecha en la que Excursionistas todavía era líder del torneo.

Con el cierre de 1991, Guillermo Tuya se alejó de la dirección técnica, dejando atrás una notable trayectoria como entrenador del club. Había sido jugador de Excursionistas en la década del ’60 y en 1983 regresó para hacer su debut desde el otro lado de la línea de cal. Dirigió al equipo durante ese y otros dos períodos, totalizando 113 partidos, de los cuales ganó 45, empató 37 y perdió 31. No logró el ascenso pero estuvo muy cerca, cayendo en dos finales de octogonal, 1983 y 1988/89. Tras su partida, ya no volvería a ponerse el saco de DT en Pampa y Miñones. Lo suplantó Pablo Centrone, que tendría una continuidad de un año y ocho meses al frente del plantel.

Colegiales volvió a transformarse en un insuperable obstáculo en el camino de Excursionistas. La temporada anterior había eliminado al elenco albiverde en los cuartos de final del octogonal. Y por segundo año consecutivo, volvió a ocurrir lo mismo.  Esta vez lo hizo en su estadio de Munro (la primera vez fue en cancha de Tigre), dando vuelta un 1 a 0 adverso, con que el Verde había triunfado en el Bajo Belgrano. No sería la última vez que el Tricolor frenaría a un representativo de Excursionistas en un torneo reducido. La historia, marcaría que eso sucedería en otras tres ocasiones.

En octubre de 1991 la AFA lanzó el primer torneo oficial de fútbol femenino de su historia. Excursionistas estuvo entre los pioneros, junto con Boca, River, Independiente, Yupanqui, Deportivo Español, Laferrere y Sacachispas.

Leave a Reply