DEPORTE PORTEÑO

CUANDO RIVER NO JUEGA

Para los grandes estadígrafos quedará la atractiva labor de revisar cuántes veces el estadio Monumental ha sido escenario de finales que no incluyeran a River ni a la Selección.

Por lo pronto, con una simple evocación «de memoria» no será difícil que a la mente de cualquier futbolero que supere la edad de treinta años, llegue el recuerdo de aquellos partidos entre Chacarita y Tigre, que definieron el título de la Primera B Metropolitana en la década del Noventa.

Sucedió en mayo/junio de 1994, luego de que los Funebreros ganaran el Apertura ‘93 y los Matadores, el Clausura ‘94. Al cabo de partido y revancha, ambos disputado en cancha de River, quedó plasmado el ascenso del equipo de Juan Manuel Guerra al Nacional B.

En el Apertura, Chaca sacó el primer lugar aventajando por tres puntos a Atlanta. Tigre, lejos del líder, recién llegó en la novena posición. En el Clausura el repunte de los Matadores fue loable y terminó bien arriba. Así y todo, debió compartir la punta con el mismo Chacarita, que no se relajó y fue la hazaña de ganar ambos torneos para no tener que medir fuerzas en una final. Sin embargo, por contra con mejor diferencia de gol (26 a 15), clasificó Tigre.

Las expectativas por la final adquirieron una dimensión inusitada por aquellos días, en correlación a la trayectoria (numerosas temporadas en Primera, inclusive) y al poder de convocatoria de las dos instituciones.

Chaca_1994

Chacarita, previamente a su consagración, el 4 de junio de 1994. Arriba: Checchia, Lara, De Lucca, Arrabal, Leeb. Abajo: Márquez, Leani, D’Agostino, Nicastro, Pagés, Irala Sarabia. Agradecimiento: Diego Zelonka.

PARTIDO DE IDA

El primer chico (donde oficialmente fueron locales los de Victoria) jugado el 28 de mayo, terminó 1 a 0. Esta la síntesis del cotejo:

TIGRE: Cirrincione; Maggio, Pizzarulli, Grossi,y J.Pereyra; L.Villarreal, Caballero, Monge, y Cuvertino; Pacheco y Crsitian Fernández.

Cambios: Herschel por Maggio; Echegaray por Cuvertino.

CHACARITA: Arrabal; Nicastro, Lara, Checchia, Pagés; D’Agostino, De Lucca, Márquez, e Irala Sarabia; Leeb y Gnoffo.

Cambios: Custodio Mendes por Gnoffo; Trucido por Irala Sarabia.

Arbitro: Cesáreo Ronzitti. Cancha: River Plate. Recaudación: $171.860.

Gol: PT: 8’ De Lucca(CH).

PARTIDO DE VUELTA

Una semana más tarde, el 4 de junio, el Funebrero volvió a triunfar por idéntico marcador.

CHACARITA: Arrabal; Nicastro, Lara, Checchia, Pages; D’Agostino, De Lucca, Marquez, e Irala Sarabia; Leeb y Leani.

Cambios: Mario Gomez por Irala Sarabia.

TIGRE: Cirrincione; J.Pereyra, Pizzarulli, Grossi,y Arana; L.Villarreal, Caballero, Monge, y Cuvertino; Pacheco y C.Fernández.

Cambios: Herschel por Arana; Echegaray por L.Villarreal.

Arbitro: Miguel Cavagnaro. Cancha: River Plate. Recaudación: $ 224.226.

Gol: ST: 40’ Leani (CH).

tigre 94

Tigre, el ganador del Clausura. Arriba: Pizzarulli, Cirrincione, Cuvertino, Maggio, Caballero y Grossi. Abajo: Luis Villareal, Monje, Pacheco, Christian Fernández y Adrián Arana.

OTRA VEZ IGUALADOS

Luego de caer en la final, Tigre también fue vencido  por Los Andes (el segundo ascendido) en el Torneo Reducido de esa temporada. Al año siguiente, no obstante, se sacaría la espina, pudiendo subir al Nacional B gracias a su victoria ante Argentino de Rosario, en la final del Reducido.

En tanto Chacarita, también alcanzaría la Primera División, pocos años después, en la temporada 1998/99.

Las contingencias deportivas determinaron que luego de muchos vaivenes, ambos estén compartiendo nuevamente la categoría, en este caso, en el segundo nivel de la AFA.

Leave a Reply