CLUBES DESAPARECIDOS

Hoy: Club Sarandí

Asociación Civil Sarandí Social, Cultural y Deportiva. Este es el nombre completo de una institución que todavía figura en los mapas oficiales del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Su dirección es Sarandí 1477 (entre Pavón y Constitución), de modo que, igual a lo que acontece con tantos clubes, es la nomenclatura de calle en la cual se yerguen sus instalaciones, la que se traslada a su denominación.
En el marco de la larga nómina de entidades barriales porteñas Sarandí es una más, según los datos oficiales que a través de la web se encuentran a disposición de cualquier usuario. Si hasta se dan a conocer sus actividades: fútbol, voley, handball, básquet… Se puntualiza, por otra parte, que la superficie de la parcela es de 291 metros cuadrados.

La teoría no es la práctica
En la teoría, el Sarandí es todo eso. Pero en la práctica, es algo muy diferente… Enclavado en el barrio de San Cristóbal, su fachada es de una tonalidad amarronada y a consideración de lo que se observa desde afuera, en su interior hay movimiento. Un timbre blanco y alguna cortina que tímidamente se deja ver desde la calle, son indicios de que adentro viviría gente.
Pero lo que la propiedad no posee, es apariencia de club. Con la finalidad de no alimentar esos prejuicios que con tanta facilidad suelen emergen, se tomó la decisión de preguntarle directamente a los que saben. Al testimonio de una vecina, en tal sentido, cabe la posibilidad de tomárselo como una prueba fidedigna. La persona señalada para despejar dudas era una mujer de no más de treinta años, que salía de la casa contigua, llevando un cochecito de bebé y un niñito/a adentro del mismo.

Sarandi_1997

1997.

Cuando escuchó la pregunta (si la propiedad de al lado, era un club) en su rostro se dibujó una mueca de sorpresa. Quizás la chica hubiera esperado cualquier consulta, menos esa. Acto seguido, sin perder la cortesía aunque algo apurada, respondió mediante una frase similar a esta: “La cancha está acá a la vuelta”.
La obvia referencia, era hacia un complejo de canchas de alquiler. Frente a la insistencia de que lo buscado era un club de barrio, y no la cancha que ella mencionaba, la joven resolvió dar por terminado el diálogo y cruzar la calle Sarandí con su cochecito.
En el frente de la casa no había ningún indicio de que eso fuera una entidad cultural y/o deportiva. No había carteles identificatorios, ni escudos, ni banderas. ¿Qué otro dato faltaba para confirmarlo? Hubiera sido lo ideal, desde luego, tocar el timbre para que fueran los moradores de la vivienda quienes aclararan el interrogante sin más preámbulos. Sin embargo, hay que admitir que a quien escribe estas líneas, le faltó valor como para llevarlo a cabo.

Sobreviviendo…
El mapa online del Gobierno de la Ciudad coloca a disposición de todos, fotos de los frentes de las propiedades en diferentes épocas. En el mapa, la imagen más antigua de Sarandí 1477 es de 1997. Y hace 22 años, la fachada tenía características prácticamente iguales a las de 2019: puerta doble hoja de madera, ventanas –en estos días, con vidrios rotos- que alguna vez pudieron haber sido de un agradable celeste y fachada donde los últimos vestigios de color se empeñan tozudamente en ganarle la pulseada al tiempo… Todo, en un estado avanzado de deterioro. En ese entonces -1997- tampoco había señales de que el club todavía estuviera en pie. Sería una complicada misión, por lo tanto, desentrañar el misterio de cuándo el Sarandí dejó de existir.

Sarandi_2019

2019.

A modo de remate de la nota, se cita un llamado al teléfono del “club”, al número que figura en la página del Gobierno de la Ciudad. Nadie contestó del otro lado de la línea.
Según la nueva guía telefónica, dicho número, comenzado con 4308, pertenece ahora a un domicilio ubicado sobre la calle Uspallata (a unas veinte cuadras de Sarandí 1477), en Parque de los Patricios.

Leave a Reply