DEPORTE PORTEÑO

MARADONA, EL DE LA PATERNAL.

Diego y sus compañeros de Argentinos Júniors.

Paternó, Mario César.

Argentinos (Nacional 1977, Metropolitano 1978)/ Delantero/ Nació el 14 de febrero de 1959, en Olavarría, Buenos Aires.

Compartió equipo con Diego: 15 partidos. Arribó a la AAAJ junto a Daniel “Tabita” García y Favret, en parte de pago por el pase de Carlos “Bartolo” Álvarez a Boca. En esta serie de 15 cotejos junto a Pelusa, fue titular en 3 de ellos. Una de las veces que ingresó le tocó suplantar al propio Diego. Sucedió el 18 de septiembre de 1978. Argentinos goleó 4 a 1 a Independiente en la vieja cancha de San Lorenzo y Paternó hizo su ingresó cuando restaban 3 minutos para que se cumplieran los 90’ reglamentarios. Convirtió un gol que sufrió Enrique Vidallé. Ese día Mario entró por Carlos Antonio Carrizo y señaló el único tanto de su equipo, que empató 1 a 1 con Gimnasia, jugando como local en Atlanta.

Sobre su trayectoria: con inicios en su ciudad natal, Loma Negra y Ferro Carril Sud, fueron la antesala a su desembarco en Boca Júniors, donde llegó a jugar oficialmente un partido, en 1977. Luego, en Argentinos, tuvo 15 presencias (en todas estuvo presente Diego) y marcó un gol. Su campaña prosiguió nuevamente a nivel regional, con las casacas de Estudiantes y El Fortín de Olavarría, y clubes de Azul y Tandil. También actuó para San Lorenzo de Mar del Plata en el Nacional de 1982. Se dedicó a la dirigencia una vez que dejó el fútbol, llegando a ser presidente de la Liga Olavarriense.

Un dato de color: en una entrevista con centraldenoticias.com.ar, no ahorró en elogios para con el Diez y su familia al recordar su etapa en La Paternal. “Yo fui a la casa, los padres eran unos fenómenos, no te imaginás lo que eran, decir que eran buenos es poco. Les ves la cara y te das cuenta, el padre no comía para que coman los hijos, las cosas que el padre hizo por su familia eran una cosa increíble (…) Diego era un tipo que si te tenía que dar lo que no tenía te lo daba, un tipo espectacular, bondadoso”. En relación a lo futbolístico opinó que era “…lo mejor del mundo, no va a haber otro como él. Haber jugado al lado de él fue una cosa única”. Recordó además que quiso que estuviera presente en su casamiento con Claudia, “pero la invitación nunca me llegó, por eso no pude ir”.

Foto: Mario Paternó. Años después de haber sido futbolista, se convirtió en presidente de la Liga Olavarriense (emblemadeportivo.com.ar).

Leave a Reply