DEPORTE PORTEÑO

Pasculli_Pedro

MARADONA, EL DE LA PATERNAL.

Diego y sus compañeros de Argentinos Júniors.

Pasculli, Pedro Pablo.

Argentinos (Nacional 1980).

Selección Nacional (Eliminatorias 1985, Copa del Mundo 1986, amistosos FIFA entre 1985 y 1987).

Delantero/Nació el 17 de mayo de 1960 en Santa Fe, Capital.

Compartió equipo con Diego: 27 partidos. En Argentinos compartieron 14 de esos encuentros, mientras los 13 restantes fueron en la Selección. Con Fren y Giusti, son los únicos tres compañeros de Diego que integraron estos dos equipos. Centrodelantero muy efectivo, anotó 8 goles con Pelusa como compañero en los Bichitos. Fue titular el día de la despedida del Diez en AAAJ (2-1 a Platense en La Paternal) aunque Morel lo suplantó apenas se inició el ST. Se reencontraron en 1985 en la Selección, en un 2 a 0 amistoso ante Chile en River (goles de Maradona y Burruchaga). Marcó cuatro goles en la Selección, todos con Diego en cancha. Dos a Colombia como visitante por la Eliminatorias; el primer grito del recordado 2 a 1 a Perú como local –por el mismo torneo- y el único tanto de la victoria ante Uruguay, por octavos de final de la Copa del Mundo.

Sobre su trayectoria: debutó en la primera de Colón en 1978. Para el Nacional del ’80 arribó a Argentinos. Hasta su partida al Lecce de Italia, en 1985, totalizaría 203 presencias, 87 goles (marca que lo elevó al tercer puesto de los máximos artilleros del Bicho, detrás de Ingunza y Maradona) y dos vueltas olímpicas, las del Metro 84 y el Nacional 85. Unos meses después también se consagró con la Selección en el Mundial ’86. Con la casaca nacional, sumó 14 partidos y 4 goles. Después del Lecce, tuvo un corto paso por Newell’s (1992/93), jugó en el PJM Futures (Japón), en el Casertana (Italia) y se retiró en 2000, en el Pelita Jaya de Indonesia. A continuación, emprendió una extensa campaña como entrenador, trabajando en equipos de Italia, Albania y Tailandia. Además, dirigió a la Selección de Uganda.

Un dato de color: en el Mundial‘86, convivió en la habitación con DAM, quien muchos años más tarde, en su libro “Yo soy el Diego…”, relató aquella experiencia. “¡La pieza! Yo la compartía con Pedrito Pasculli y todos los días le agregábamos algo: un cuadrito, una foto, un adorno, una carta… Queríamos que fuera nuestra casa por un mes. ¡Nuestra casa hasta la final!”. En el mismo libro, su autor realizó este comentario de PPP: “Un hermano adentro de la cancha, un socio bárbaro. Muchos lo discutían, pero siempre se las ingeniaba para meter goles importantes, en las eliminatorias y en México también, contra Uruguay”.

Foto: Pedro Pasculli, en la función de entrenador (www.calciolecce.it).

Leave a Reply