MARADONA, EL DE LA PATERNAL.

Diego y sus compañeros de Argentinos Júniors.

Leopardo, Daniel.

Argentinos (Metropolitano 1978)/Arquero.

Compartió equipo con Diego: 3 partidos. En los 3 únicos partidos que jugó en el club, siempre estuvo Maradona en el equipo. Le tocó debutar en la quinta fecha del torneo; los Bichitos perdieron 3-0 ante Newell’s en Rosario, con dos goles de Yazalde (uno de penal) y otro de Alfaro. En la fecha siguiente el DT Spinetto confirmó a Leopardo en el arco, y el equipo empató 1 a 1 con Vélez en La Paternal (López para Argentinos y García Melado, para Vélez). Luego volvió Munutti al arco. Leopardo recién regresó para la última fecha con Racing (2-2 en Avellaneda), cuando el entrenador designó una formación con varios jugadores habitualmente no titulares. Barú hizo ambos goles racinguistas mientras Castro y Pelusa marcaron para la visita.

Sobre su trayectoria: más allá de estos 3 partidos, no se han hallado datos que confirmen su presencia en otras instituciones.

Un dato de color: le tocó estar en el club en 1978, año que formó parte de un ciclo donde Munutti permaneció muy firme en la titularidad. Leopardo estuvo en el banco durante la mayoría de los partidos del Metropolitano. En el Nacional siguió en la institución, pero sin jugar oficialmente. Aquí, además tuvo que competir con Roberto Rigante, arquero recién arribado de Independiente.

Lizondo, Carlos Roque.

Argentinos (Nacional 1977)/Defensor/Nació el 6 de julio de 1947, en Avellaneda, Buenos Aires/Chacho.

Compartió equipo con Diego: 7 partidos. Primer zaguero central que llegó al club con una vasta trayectoria, participó en 9 de las 14 fechas del Nacional –el equipo no logró  pasar de ronda-. En todas, el DT D’Accorso lo ubicó de titular. De los 7 encuentos que jugó con DAM, Argentinos ganó sólo uno (4 a 1 Unión en La Paternal), empató 2 y perdió 4. Su despedida fue con tarjeta roja, ya que Pedro Feola lo echó a los 89’ de un partido ante Huracán, en Boyacá y Juan A. García. Rato antes, había expulsado a Fren. El Globo ganó 2-0 con dos conquistas de Jorge “Lulú” Sanabria.

Sobre su trayectoria: realizó una extensa campaña en San Martín de Tucumán, equipo para el cual jugó en los Nacionales desde 1968 hasta 1975. Luego lo hizo a nivel regional en Central Norte de la misma provincia. La del Deportivo Cuenca fue su siguiente camiseta –con la institución ecuatoriana jugó la Copa Libertadores-, recalando en la AAAJ para el Nacional de 1977. Aquí, estuvo presente en 9 cotejos. Sus últimos dos clubes fueron el San José de Oruro (Bolivia), donde también participó de la Libertadores, y Central Norte de Salta, en el Nacional de 1980. En la función técnica, se abocó sobre todo a la formación de jugadores, en Tucumán. Falleció en 2018.

Un dato de color: Chacho tuvo palabras elogiosas para con Diego y su familia, en una entrevista que le hicieron en clubatleticocentralnorte.blogspot.com, medio allegado a la entidad tucumana. “Sobre Maradona hay mucho para decir, él llegaba primero que todos a los entrenamientos, entrenaba toda la mañana, de ahí se iba a comer, y ahí nomás se volvia a seguir jugando y entrenando. La primera entrenaba a las 4, él llegaba a las 2 y se ponía a jugar con los de inferiores, a las 4 se daba un baño y seguía con la primera. Era un fenómeno verlo jugar, y su familia era muy humilde y muy buena. Yo vivia lejos de la cancha, así que tenía mucho tiempo de viaje. Imaginate que llegaba a mi casa, descansaba un momento y ya tenía que regresar para estar a las 4 en el entrenamiento. Como ellos lo sabían, me invitaban habitualmente a comer y a dormir (vivian cerquita de la cancha). Eran  una familia muy buena”.

Foto: una imagen de Carlos Lizondo cuando ya había dejado la práctica activa del fútbol (clubatleticocentralnorte.blogspot.com).

Leave a Reply