DEPORTE PORTEÑO

GUSTAVO REQUELME: «GUARDO HERMOSOS RECUERDOS»

Rodríguez Peña 628. Barrio de San Nicolás. Ciudad de Buenos Aires. Desde hace más de ocho décadas, ese es el domicilio que cobija a la Escuela del Círculo de Periodistas Deportivos. De sus aulas, han surgido a través de los años, periodistas en cantidades. En 1992, también egresó de esta señera casa de estudios Gustavo Adrián Requelme, quien en su época de alumno, viajaba regularmente desde Morón hacia el centro porteño para asistir a clase. Hincha confeso del Gallito, Gustavo siguió ligado a la entidad de Oeste, pero ya no sólo como simpatizante. Tras desempeñar diversas actividades en el club, hace algunas semanas también publicó su primer libro, al cual denominó “El Año del Gallo”.

“Guardo hermosos recuerdos de mi paso por la Escuela del Círculo”, señala a propósito de sus comienzos. “Valoro muchísimo su formación profesional, que aún hoy sigue siendo la más completa e integral, para aquellos jóvenes que quieran abrazar esta sacrificada aunque entrañable profesión. Me dio mi primera experiencia en grafica, con Esto es El Ascenso, revista hecha a pulmón y con mucho corazón junto a varios de mis compañeros de tercer año de la Escuela de Periodismo, con los cuales pude reencontrarme. Hoy mantenemos un vínculo permanente, pese a los años, los ‘achaques’ y los compromisos laborales y familiares de cada uno. Una parte esencial de mi vida, sin la cual no sería quien soy, hoy en día, desde lo profesional.

¿Cómo nació tu sentimiento por el club?

El “romance” surgió en 1980, cuando con apenas ocho años. Mi papá me llevó de la mano al viejo estadio Francisco Urbano, y me enamoré de los colores, de la hinchada y de todo lo que rodeaba al fútbol de ascenso, con mi viejo y en ese lugar que amaría para siempre. Encima, debuté con un campeonato, porque en aquél 1980, el Gallo se consagró en la Primera C, tras hacer un campañón.

¿Cuál es tu trayectoria dentro de la institución y cuál es tu función actualmente?

En el club, casi sin querer, desde hace diez años soy periodista partidario. Comento cada partido desde hace una década, en mi primer blog, que aún subsiste. Luego incursioné en radio partidarias, en tiras semanales, magazines y hasta transmisiones, como comentarista. En junio de 2016 ganamos las elecciones con Alberto Meyer y fui secretario de actas y jefe de prensa. Hoy, sin funciones en el club, sigo vinculado al periodismo partidario desde mis páginas, donde comento los partidos. Y en la radio, desde hace cinco temporadas en Corazón de Gallo, con dos amigos y grandes colegas como Jorge Marinelli y Maxi Benozzi. También pude darme el lujo de crear un medio electrónico, como El Orgullo Mayor, con cinco años de trayectoria. El sueño es compartido con Alejandra Busto, socia en el emprendimiento y en la locura de apostar a un periodismo partidario de calidad.

Requelme_grupo

Requelme entre colegas y camisetas: “Esa fue la reunión anual de jefes de prensa de la «B» Metro, previo al inicio del torneo en el que salimos campeones. Fue la sede capital de San Telmo”, contó.

-Más allá de lo referido al Gallo, ¿a qué te dedicás laboralmente?

-El trabajo que paga las cuentas de casa (¡cada vez con mayor dificultad!), es también periodístico, pero más apuntado a la consultoría en comunicación, en una empresa con años en el rubro. Me apasiona la política, y con el antecedente de haber sido asesor legislativo durante diez años en la Cámara de Diputados de la Nación, colaboro desde lo comunicacional con algún concejal de Morón, cuyo partido me reservo, para no caer en la «grieta»… jaja.

El libro de Gustavo tiene como temática principal una temporada soñada para la historia del Gallito: el 2017, año en el cual, el equipo salió campeón de la B Metropolitana y llegó a las semifinales de la Copa Argentina.

¿Cuánto tiempo tardaste desde que comenzaste a escribirlo hasta que lo terminaste?

-En realidad, hace tiempo tenía la idea de hacer un libro sobre el último campeonato de 2017, pero que no sólo se circunscribiera al título y ascenso, sino también al acceso a semifinales de Copa Argentina. Por eso el «Año del Gallo», más abarcativo y que rememora, en tiempo real, partido a partido, un año angelado para Morón. Lo tenía prácticamente escrito, porque comprendía la notas de los partidos, que publicara en prensa oficial del club y en mis páginas personales, con lo cual fue cuestión de darle forma a esa sucesión de comentarios, agregándole textuales de los protagonistas, anécdotas de pretemporadas y fotos de partidos emblemáticos, cómo cuando Damián Akerman llegó a los 150 goles con esta camiseta. Pero en tiempos reales, con ayuda, me llevó un par de meses, entre la selección del material, el armado, la compaginación y el diseño de tapa.

¿Cómo viviste ese campeonato en lo personal?

-Fue muy especial, primero como hincha, porque hacía 17 años que no podíamos ascender desde la B Metro, con algunas finales perdidas y dolorosas en todos esos larguísimos años, y 27 años sin una vuelta olímpica, desde el campeonato de 1990, en el viejo estadio. Además pude vivir ese campeonato desde adentro, como un protagonista menor, pero protagonista al fin, ya que era dirigente y jefe de prensa de la institución. Esto me permitió, además, junto a un gran equipo, plasmar las imágenes de una consagración, que perdurarán en el tiempo.

Leave a Reply