CLUB ATLÉTICO PALERMO. De corazón amateur

Existen instituciones ya alejadas de la competencia de cancha de once que alguna vez actuaron en AFA (o sus antecesoras), inclusive en primera división. En esta sección puntualizamos casos en los que eso aconteció.

20170511_112347

La llegada del profesionalismo significó su despedida del fútbol. Luego fue grande en basquet pero también dejó de practicarlo.

En la actualidad y desde la década del Cuarenta, esta clásica institución palermitana se encuentra en Fitz Roy al 3200.  No obstante, no fue este el sitio de su nacimiento, que distante a muy pocas cuadras del lugar, se hallaba  donde el “azul, rojo y blanco” tuvo su primera cancha: en el predio situado entre el arroyo Maldonado (hoy Juan B. Justo), Guatemala, Nicaragua y Humboldt.
Palermo surgió el 21 de julio de 1914, como una fusión de grupos independientes con el club General Soler, que resultó absorbido por la flamante institución. En 1915, también absorbió a Atlas, otro club vecino, al tiempo que comenzaba a militar en los torneos de la Federación Argentina. Lo hizo en Segunda División, entonces denominado “Intermedia”. Ese mismo año, salió campeón de Reserva. Dos de sus figuras eran su arquero José Galli, que más adelante sería árbitro internacional con participación en el Sudamericano de 1929, y Lanterno, quien luego sería jugador de San Lorenzo.
En Intermedia estuvo hasta 1919. En 1920, gracias a una reestructuración surgida de la división del fútbol en dos asociaciones, Palermo obtuvo su primer ascenso a Primera, militando en la Asociación Argentina.

TORNEO POR TORNEO
1920. Lamentablemente para el club, terminó último en la tabla, entre 13 participantes. Ganó 4 partidos, contra Sp. Barracas (de local y visitante, 5-1 y 2-0), Sp. Almagro (2-1), y un gran tiunfo visitando a Huracán (1-0), que sería tercero en el campeonato.
1921. Habiendo descendido a Intermedia la temporada anterior, jugó en esta división (aunque ahora en la otra Liga, la Asociación Amateurs), salió campeón y ascendió nuevamente a Primera.
1922. Ocupó el puesto número 20 sobre 21 participantes. Ganó 7, empató 7 y perdió 26. Sus triunfos: Barracas C. (1-0) Estudiantes BA (2-0); Ferro (3-1), Sp. Almagro (6-3), Tigre (1-0), Quilmes (1-0) y Def. Belgrano (3-1). Debió descender, pero siguió jugando en Primera pues al año siguiente se pasó a la Asociación Argentina.
1923. Obtuvo un meritorio quinto puesto. Entre sus victorias más resonantes, se destacó un 4-1 ante Chicago. La mala noticia: perdió su cancha y se trasladó a Villa Lynch, compartiendo predio con Retiro y Germinal.
1924: Terminó en la 14ª posición sobre 22 equipos. Derrotó a Argentinos Júniros 3-1 entre sus mejores resultados. Otra excelente noticia: el 25 de mayo debutó en la Selección Armando Stagnaro. Fue el único jugador de Palermo que representaría a la Argentina. Tuvo dos presencias internacionales y un gol.

20170511_201237

El equipo en 1924, actuando en Primera División.

1925: Salió séptimo sobre 23 equipos. Sus producciones más celebradas, fueron un 2-1 ante Chacarita (en el debut funebrero en Primera) y la goleada 6-2 ante Porteño.
1926: Obtuvo su colocación más elevada: cuarto. De sus diez triunfos, se destacan las goleadas como visitante a Universal y Del Plata: ambas 4-1. Contra Boca, el campeón, cayó por 9-0. Ya había dejado el predio de Villa Lynch, mudándose a una cancha de Mendoza y Freire (Belgrano), compartida con el club Pampero.
1927: pese a la buena colocación de 1926, debió descender a Segunda tras la reestructuración que tuvo lugar por la reunificación de las asociaciones. Allí militó hasta 1932.
1933: Palermo había continuado en el amateurismo mientras en 1931, los clubes más populares fundaban la era profesional. En 1933 se fusionó ocasionalmente con el ya desaparecido Sportivo Palermo y tanto en esa temporada (salió 16º) como en 1934 (último), participaron juntos de la primera división de la liga amateur.
1935: la liga amateur se disuelve y la liga profesional  incorpora a numerosos clubes, Palermo inclusive. Pero… “cuando una asamblea de la AAAF debió decidir que clubes jugarían en Segunda División de la naciente AFA y cuales lo harían en Tercera de Ascenso, Palermo figuró entre los que pasaban a actuar en tercer nivel. Y fue junto a Liberal Argentino, de los que resistieron tal decisión (los otros: Ramsar, Acassuso, Gutemberg, Gral San Martín, Sp. Alsina, acataron). Mientras Liberal Argentino anunció su desafiliación de inmediato, Palermo optó en cambio por no presentarse a jugar los partidos del torneo de 3ra. División, cuyo fixture integró. Por tal motivo fue eliminado y consecuentemente desafiliado”, relató el historiador Raúl Ramírez.
El final de su digno pasaje por el fútbol estaba sellado. Pronto, el club resurgiría de manera billlante de la mano de otro deporte de gran arraigo popular: el básquetbol.

“ESTAMOS TOCADOS POR LA VARA MÁGICA”
Luis Cannavo recibió a BACN en la secretaría del club.  Fue jugador de básquet de primera, técnico, integrante de la Comisión Directiva en diversos cargos, y, desde 2009. presidente. Cannavo brindó un panorama de lo sucedido con la institución luego de aquel  reinado del fútbol, del cual prácticamente no han quedado registros en la sede de la calle Fitz Roy.

20170511_112131
“Hace 60 años que vengo al club. Jugué hasta el 75 más o menos. En 2009  yo era el vice cuando falleció el presidente, el doctor Galli. Que el club esté funcionando, en gran parte es gracias a él, porque poniendo el hombro en momentos muy complicados, logró que saliera adelante”.
“Hoy por hoy, el principal problema de los clubes barriales es la fuente de ingresos. A la mayoría nos pasa lo mismo. Nosotros, cobrando tarifas más que accesibles podemos tener actividades que nos permiten funcionar”.
“Un problema grave de la Ciudad en general, es que no hay lugar para hacer deportes. Este barrio ha crecido demográficamente en forma exponencial. Las madres no saben adónde llevar a los hijos. Esa es una de las razones por las que nuestra escuela de fútbol rebalsa de chicos. Ahora estamos intentando ganar más espacio, adaptando un sector del club de 200 metros cuadrados para que jueguen los más chicos”.
“Palermo cuenta con escuela de fútbol hasta 13 años, arquería, danza, taekwondo, kung fu, yoga… Con esfuerzo estamos acondicionando un teatro para incorporar una actividad más. Dos sábados al mes, los salones son ocupados por un grupo que enseña pintura. Por otra parte, este debe ser uno de los lugares para hacer danza más funcionales de Buenos Aires, porque gracias a las amplias medidas del salón, se puede ensayar en tiempo y espacio real”.
“Además les cedemos gratuitamente el lugar a PAMI para que entregue bolsones a los jubilados y a un organismo que trabaja con chicos con discapacidades”.
“Quiero destacar al voley femenino: Georgina Visciglia, de la nada  hizo una obra maravillosa y consiguió resultados buenísimos”.
“Considerando el poco espacio que hay, es demasiada actividad que tenemos. Y además está la cantina, que mueve muchísima gente. Los fines de semana hay 250 o 300 personas dando vuelta por acá”.
“El lugar más difícil de hacer funcionar en un club es el buffet.  Pero en éste, anda muy bien. Los concesionarios son son socios del club, incluso uno de ellos manejaba el fútbol. Son familia de cantineros… Tienen su público y se come muy bien. Para nosotros fue un éxito, y su llegada, una decisión acertada”.
“Al básquet lo fuimos sosteniendo hasta que pudimos. Nosotros en nuestra época no cobrábamos un peso. Después se profesionalizó y por causas económicas, no conseguimos sostenerlo más. Primero se perdieron los chicos, después había cada vez más exigencias para competir: tenías que presentar mini, premini, juveniles, cancha con medidas acordes… Nos pasó por arriba todo eso. Creo que es imposible volver a practicarlo. Y no somos los únicos: Fijate cuántos jugadores de la Selección son de Capital. ¡Ninguno!”.
“Igual entiendo que este club está tocado por la varita mágica. En el espacio dejado por el básquet, hace unos 25 años, empezó a funcionar la escuela futbol. Y de ella, salieron grandes jugadores. Los hermanos Higuaín, Grazian, Romero, Saviola, Gonzalez Pires, Barbieri de Racing… Actualmente, tenemos un chico en las inferiores de Boca. Todos pasaron por acá. La escuela fue hecha a pulmón por Tarzia y su grupo. Ahora quien está a cargo del fútbol es Mauro Peralta, que también trabaja en Argentinos Júniors”.
“Tengo la satisfacción de haber estado en muchísimas partes, y por una cosa o por otra, me ha sucedido  que en lugares insólitos, hay gente que conoce al club Palermo”.

RICARDO PRIMITIVO GONZÁLEZ

20170511_112304
Tras la desaparición del fútbol, fue el básquet el deporte que le dio a Palermo su máximo esplendor. Prueba de ello es esta tapa de El Gráfico donde se ve al Negro Ricardo Primitivo González, jugador del club y capitán de la Selección Argentina campeona de 1950. El cuadro está en la secretaría del club, al igual que más fotos y numerosísimos trofeos. En cuanto a González, el presidente afirmó que a sus 92 años goza de excelente salud… ¡y hasta  maneja!

Agradecimiento: Miembros del CIHF (Centro para la Investigación y la Historia del Fútbol).

 

 

Leave a Reply