CIENTÍFICOS ARGENTINOS BUSCAN MEJORAR LA RESPUESTA A LOS TRATAMIENTOS DE CÁNCER DE VEJIGA

Solamente el 60% de los pacientes responden a las terapias actuales. Se trata de una afección con mayor presencia en hombres que en mujeres. Esta investigación es parte del programa científico del CONICET y Fundación SALES.

El cáncer de vejiga se produce cuando las células que conforman este órgano crecen de forma descontrolada. Según los datos del Ministerio de Salud de la Nación, se encuentra entre los 10 tipos de cáncer más prevalentes en la Argentina, con una relación de 4 a 1 entre hombres y mujeres. En 2021 se produjeron 3.785 nuevos casos.

Si bien en la actualidad para este tipo de cáncer existen terapias en la etapa que no invade el músculo de la vejiga, solamente el 60% de los pacientes responde de forma favorable al tratamiento. Con el objetivo de poder predecir qué pacientes responderían a las terapias actuales y cuáles no, para poder buscar otros tratamientos, la doctora en biología Marcela Barrio, investigadora del CONICET y Fundación SALES, junto al becario bioquímico José Mellado, desarrollan esta investigación en el CIO-FUCA.

Tratamientos

La forma más difundida de tratar el cáncer de vejiga es mediante el Bacilo de Calmette Guerin (BCG), una solución que estimula el sistema inmunitario. Si bien la práctica más extendida es la de aplicarlo a todos los pacientes con este tipo de cáncer, una gran proporción de ellos no responden favorablemente a esta terapia. Por otra parte, se observa que existe una alta tasa de recaída, que deriva en la progresión de la enfermedad. “Este alto riesgo de recurrencia y progresión justifica el monitoreo y el tratamiento de rutina de por vida, por lo que representa uno de los cánceres más costosos de tratar y una carga importante en los gastos de la atención médica”, señala Barrio.

Dado que no existen métodos para evaluar a los pacientes y así predecir la respuesta al tratamiento, es que se utiliza un criterio de aplicar BCG a todos. Barrio señala que “el objetivo general de nuestra Investigación es detectar biomarcadores evaluados antes o tempranamente en el tratamiento, para identificar a los pacientes que podrían responder y por lo tanto ser tratados con BCG, o bien ser tratados con otras terapias intravesicales alternativas o tratamientos más definitivos como la cistectomía radical, que es la extracción de la vejiga, ante el riesgo de progresión”.

En un trabajo colaborativo realizado entre investigadores del CIO-FUCA, los Servicios de Urología, Patología e Inmunohistoquímica de IAF, el Departamento de Urología del MD Anderson Cancer Center, se estudiaron biopsias de pacientes con cáncer de vejiga tratados con BCG intravesical. Así, el equipo liderado por Barrio pudo establecer que la presencia de ciertas poblaciones de linfocitos T que infiltran los tumores, previo al tratamiento, se asocia con la respuesta a BCG. “Actualmente estamos trabajando con nuevas biopsias tumorales para validar los resultados previos. También, hemos incorporado el análisis de poblaciones inmunes y factores solubles en muestras de orina y sangre de los pacientes, obtenidas antes y después del tratamiento. La combinación de todas estas variables podría evidenciar factores predictivos de respuesta a BCG”, sintetiza Barrio.

Estas investigaciones no sólo son posibles gracias al trabajo conjunto entre el CONICET y Fundación SALES, sino también al aporte de más de 150.000 donantes individuales que permiten el avance y consolidación de la ciencia argentina.

Texto y foto: agradecimiento Javier Blanco.

Para más información: https://cancerconciencia.org.ar/

FB: @cancerconciencia.argentina

IG: @cancerconciencia.arg/

Leave a Reply